Un Eastwood con corazón de mantequilla

El lucense Jesús Lence forma parte de la historia del sector lácteo gallego. La escribió y la sigue escribiendo de puño y letra. A veces, con renglones zigzagueantes que describen la batalla que el empresario, defendiendo un papel propio del duro Clint Eastwood, está acostumbrado a entablar con sus interlocutores. Su corazón, sin embargo, es capaz de derretirse como la mantequilla.

¿Es tan buena «La forma del agua» como para ganar el Óscar?

Tiene casi garantizada la estatuilla a la mejor dirección y se disputa la de mejor película con «Tres anuncios en las afueras», de Frances McDormand, a la que ya batió en Venecia. Allí el director mexicano consiguió el León de Oro

Hollywood quiere gobernar la Casa Blanca

«Soy como el junco que se dobla, pero siempre sigue en pie»

Tiene la fuerza de una leona y la valentía de «ir pa?lante siempre». Solo una vez hubo que sacarla de la cama: «Bibi me levantó y me dijo: ?Arregláte ya?». Y todo se arregló. Es la chica Almodóvar, la lista, la que soluciona, la que vive y sufre, la amiga de verdad. Ahora es también la Menchu en «La que se avecina». No pasen página. Loles es genial.