Polarización

OPINIÓN

Ayuso y Casado charlan durante un desayuno informativo
Ayuso y Casado charlan durante un desayuno informativo Alejandro Martínez Vélez | EP

25 dic 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Letanías de los Santos que están en el Cielo. Esa fue una de las escenas inolvidables de la inolvidable película Amanece, que no es poco. El cura del pueblo encabezaba la disparatada procesión invocando los tipos de ángeles y el pueblo (labriegos, amas de casa, guardiaciviles, el maestro, …) iba detrás salmodiando a coro la correspondiente rogativa:

«—Por los Querubines. —Dadnos, Santos del Cielo, claridad de juicio. —Por los Serafines. —Dadnos, Santos del Cielo, rigor científico. —Por los Tronos. —Dadnos, Santos del Cielo, un cuerpo de doctrina. —Por las Dominaciones. —Dadnos, Santos del Cielo, mucho discernimiento. —Por las Virtudes. —Dadnos, Santos del Cielo, la capacidad de relativizar. —Por las Potencias. —Dadnos, Santos del Cielo, una visión global bastante aproximada.»

En 1989 esto era humor absurdo. Hoy es casi un manifiesto político. Pablo Casado parece un crío dando saltos detrás Abascal y Ayuso intentando que se le vea. Piensa que, imitando los acentos de Abascal, saldrá en las fotos que le saquen al ultra. Así desapareció todo rastro de derecha constitucional liberal y no quedan más formas políticas conservadoras que las de la ultraderecha. Por eso las letanías de los Santos del Cielo parecen ahora un manifiesto contra las tácticas ultras: claridad de juicio, frente a ruido; rigor, frente a bulos; doctrina, frente a ignorancia y negacionismo; discernimiento, frente a confusión; capacidad de relativizar, frente a certezas sectarias; visión global, frente a furor ensimismado.