Las personas más valientes del mundo

OPINIÓN

Momento en el que la editora del informativo, Marina Ovsyannikova, irrumpe con un cartel con protesta contra la invasión rusa de Ucrania.
Momento en el que la editora del informativo, Marina Ovsyannikova, irrumpe con un cartel con protesta contra la invasión rusa de Ucrania. DSK

05 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde el inicio de la agresión frente a Ucrania, centenares de manifestantes que participaban en distintos actos de protesta contra la guerra han sido detenidos en Rusia, donde organizaciones sociales han visto suspendidas sus actividades o han sido directamente ilegalizadas. Y los escasos espacios para el ejercicio del derecho de información y la libertad de expresión continúan siendo estrangulados, hasta hacer imposible su actividad, si no es con enorme riesgo para los profesionales. La interrupción de la publicación de Novaya Gazeta (dirigida por el Nobel de la Paz, Dmitry Muratov), tras la segunda advertencia del organismo «regulador» de los medios de comunicación en Rusia, es la muestra más evidente de esta nueva vuelta de tuerca (pocas quedan por dar ya) en la conversión del país en un régimen entera e irremediablemente dictatorial.

El 16 de marzo, Veronika Belotserkovskaya, bloguera a quien siguen 850.000 personas en Instagram, se convirtió en la primera persona imputada en aplicación de la nueva Ley que castiga con hasta 15 años de cárcel las «informaciones falsas» sobre las acciones de Rusia en el extranjero, una medida más de control informativo desplegada por el régimen de Putin. Está acusada de difundir «deliberadamente información falsa sobre el uso de las Fuerzas Armadas rusas para destruir ciudades y a la población civil de Ucrania, incluidos niños».

Sergey Klokov, técnico del Departamento de Policía de la Ciudad de Moscú, fue la primera persona recluida en virtud de la misma Ley, tras ser detenido el 18 de marzo. Según su abogado, fue acusado de difundir «noticias falsas» en llamadas telefónicas con residentes de Crimea y de la región de Moscú.