Siguiendo con lo del juez y lo del monarca

OPINIÓN

Juan Carlos I, en una imagen de marzo del 2018
Juan Carlos I, en una imagen de marzo del 2018 MARIO RUIZ

05 abr 2022 . Actualizado a las 05:01 h.

I.- Introducción

La sabiduría de la belga Marguerite Yourcenar, la de Memorias de Adriano, se resume en su frase: «La actualidad es tan efímera que no merece la pena». Asumo -lo reconozco- la desazón e inquietud existenciales, por aquella frase, de amigos y amigas periodistas dedicados a la actualidad, a los que hasta acojo, además, como compañeros, por aquello de ser llamados, ellos y ellas, «notarios de la actualidad». Mas suavizo la cosa, como con vaselina pringosa, precisando que lo de la Yourcenar fue dicho en tiempos viejos en los que la actualidad estaba impresa en papeles, no como ahora que es tecnológica, sin necesidad de ocupar espacio -categoría cosmológica- ni usar tintas ni artefactos antiecológicos, aunque si precisado de tiempo -también categoría cosmológica- para leer lo tecnológico. 

Lo trascendente para la vida política española, que es lo escrito y dicho por el Juez Nicklin el 24 de marzo último, en la Room 76 de la Real Corte de Justicia de London, en el llamado preliminary hearing (demanda civil de daños de la femenina Corinna Larsen contra el exJefe del Estado español), ya pasó, y también recuerdo lo más sensato que escribió un literato, hoy maldito, que es casi lo mismo que lo de la Yourcenar, aunque de otra manera: «Nunca pasa nada, y si pasa, ya lo dice la palabra, 'pasa'». Es como si tuviéramos que dejar aparcadas la actualidad y sus bobadas, un negocio que fue de listos en el pasado y ahora de tontos.

II.- Mr. Justice Nicklin

Confieso que un Juez tan cabezudo, véanse fotografías, y tan sesudo, como es Matthew Nicklin, en aquella sesión, en que decidió la no inmunidad del King Juan Carlos y la continuación del proceso civil por denuncia de la Corina, la donataria de los 65 millones, recibidos in cash, me sorprendió (el juez) al decir éste que el escrito de la Corinna contra el Rey de España era «difuso, con mucha narrativa y pocas pruebas» (ambiguous parts). Tampoco entendí que, tan flemático, preguntará a la parte demandante (plaintiff) por necesarios añadidos sobre el papel importante del General del CNI Félix Sainz. ¡Ya veremos en qué queda todo!