Madrid

Unidos Podemos ha registrado en el Congreso una proposición de ley, avalada por los ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Cádiz, Oviedo y Ferrol, que pide reformar la regla de gasto y que las corporaciones con cuentas saneadas puedan invertir en servicios públicos fundamentales.

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha considerado «inexplicable» que la capital con un superávit de más de 1.000 millones de euros al año, una reducción de deuda del 40 % en dos años y una rebaja «tremenda» del plazo de pago a proveedores sufra este «trato injusto». Respecto a la situación en el Ayuntamiento de Madrid y el rechazo de Hacienda a su Plan Económico Financiero (PEF), Maestre se ha limitado a decir que el Consistorio de Manuela Carmena trabaja en una propuesta técnica, que será enviada mañana al Ministerio que es cuando cumple el plazo «y en las acciones judiciales para recurrir las disposiciones» a las que les obliga el Gobierno.

Maestre, que no ha precisado que tipo de acciones judiciales preparan, sí ha asegurado que el Ayuntamiento de Madrid nunca ha incumplido «deliberadamente» la ley y mantiene una «discrepancia importante con el Gobierno» de cómo debe calcularse la regla de gasto. La portavoz ha reiterado el trato «injusto» que sufre la capital por parte de Hacienda, ha asegurado que la «asfixia» no tiene color político y ha exigido un cambio de la legislación porque es «inexplicable» que el dinero de los madrileños no pueda dedicarse a los servicios que necesita la ciudadanía.

En concreto, lo que reclaman es que la regla de gasto, a la que consideran «un termómetro para ver si funciona la estabilidad presupuestaria», deje de aplicarse en casos -como el de Madrid- que mantiene un superávit presupuestario y además reduce su deuda. Reclama que esta regla de gasto no se aplique a los ayuntamientos que cumplen y eso significa que tengan un reducido nivel de deuda -por debajo del 110 %-, estén al corriente del pago de proveedores pagando las facturas en menos de 30 días y no tengan déficit o presenten superávit.

Por su parte, el diputado asturiano de Unidos Podemos Segundo González ha señalado que la Proposición que llevan hoy al Congreso es «una ley de mínimos y de sentido común» compartida por la mayor parte de los ayuntamientos de este país y de los grupos políticos por lo que confían en que salga adelante. Tanto la portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra, como Segundo González han coincidido en que los denominados ayuntamientos del cambio han demostrado que se puede gobernar de manera más eficiente y que el superávit fiscal se dedique a iniciativa sociales.

El pasado día 7, Hacienda comunicó al consistorio madrileño su obligación de presentar semanalmente un certificado de sus cuentas, tras rechazar su tercer Plan Económico Financiero al entender que no está bien formulado.

Los motivos por los que Montoro no interviene Oviedo pese a «reventar» la regla de gasto

Luis Fernández
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro

El ayuntamiento de la capital asturiana lleva tres años sin cumplir las exigencias de Hacienda. La situación del consistorio poco tiene que ver con la de Madrid

Oviedo no cumple todas las exigencias que impone Hacienda, pero su situación poco tiene que ver con la de Madrid. La decisión del ministerio de intervenir las cuentas del Ayuntamiento de la capital de España ha generado polémica por la comparativa con otros consistorios, aunque las situaciones no siempre son comparables. Los diferentes equipos de gobierno de Oviedo llevan tres años incumpliendo la regla de gasto, pero a pesar de ello su estabilidad económica está demostrada y cumplen el resto de exigencias. Por ello Montoro todavía no podido meter mano en la gestión de las cuentas municipales.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El «frente de Oviedo» exige a Montoro eliminar la asfixia de los ayuntamientos