La «argucia financiera» de Oviedo para duplicar las inversiones en 2018

El ayuntamiento destinará 30 millones a esta partida. Rubén Rosón asegura que «sería sorprendente» que Montoro les interviniera pese a que, en principio, volverán a incumplir el techo de gasto

A Montoro le llueven las críticas por las subidas fiscales.
A Montoro le llueven las críticas por las subidas fiscales.

Redacción

En ocasiones, el cierre de las cuentas municipales parece la cuadratura del círculo. La maraña de leyes que impone el Estado a los ayuntamientos hace que estos no sepan exactamente a qué cifra atenerse a la hora de definir sus presupuestos. Por ello, y pese a un planteamiento inicial de 15 millones, el equipo de gobierno ha decidido duplicar esa cantidad y, finalmente, destinará 30 millones a inversiones en 2018. Esta medida supone bordear las exigencias de Montoro y se trata de una «argucia financiera», según explica el concejal de Economía, Rubén Rosón.

Un nuevo incumplimiento de la regla de gasto, que Rosón considera muy probable, podría propiciar la intervención de las cuentas por parte de Hacienda, ya que Oviedo lleva tres años sin ceñirse a esta normativa. El edil es consciente de ello, pero asegura que «sería sorprendente», ya que recuerda que en España hay 800 ayuntamientos en esta situación y que ni el Ministerio de Hacienda la cumple. 

El riesgo existe pero el equipo de gobierno no se lo plantea, y por eso ha decidido elevar la cifra de inversión en 2018 hasta los 30,1 millones. El principal motivo es que han incorporado todas las inversiones que tenían en cartera, incluidas las que en principio estaban asignadas a los remantes. De ahí que la suma respecto a la previsión inicial se haya duplicado. Rosón explica que han tomado esa decisión en base a tres motivos. El primero es que no hay Presupuestos Generales del Estado y hasta que no los haya, o se modifique la normativa actual, «no te dejan utilizar los remanentes para financiar inversiones, tiene que ir todo a pagar duda. Ante esa duda, y ante la posibilidad de que todo se atasque, apuntamos a la petición de un crédito como solución».

El segundo motivo es que «tenemos una capacidad de endeudamiento de más de 70 millones este año. Por ello, cogimos todas las inversiones, esos 15 millones iniciales más los de los remanentes, y van todos al capítulo VI. Pediremos un crédito de 32 millones, una cantidad que se parece mucho a la que pedimos este año para pagar Villa Magdalena», sostiene el concejal de economía. La diferencia es que en 2017 esta partida se destinó a pagar deudas y en 2018 irá a inversiones.

El tercer punto, según prosigue Rosón, es que «pase lo que pase, teniendo las operaciones de inversiones financiadas con crédito, y esto se produce una vez se aprueba el presupuesto, dispondremos del crédito independientemente del año fiscal. Si no se gasta en 2018 tendremos ese dinero en 2019 y no habrá que esperar ni a nuevos presupuestos ni a remanentes ni nada. Podemos tirar de ahí hasta que se agoten». 

Techo de gasto

El Ayuntamiento de Oviedo ya ha incumplido el techo de gasto en varias ocasiones y, previsiblemente, volverá a hacerlo en 2017 -el ejercicio se liquida en marzo- y en 2018. Pese a ello, Rosón afirma que «doy por hecho que no nos van a intervenir». El concejal explica que la situación de la capital es similar a la de otros 800 ayuntamientos en toda España. «La regla de gasto marca que solo puedes gastar lo mismo que el año pasado más lo que haya crecido el PIB. Esto es imposible de cumplir, ya que, sin hacer nada, solo con los trienios que suman los funcionarios y la revisión de las cláusulas de los contratos que van ligadas al IPC, no lo cumples», explica Rosón, quien añade que «el que gobierna no cumple esa ley». El responsable municipal de economía recuerda que ni el Ministerio de Hacienda cumple su propia norma.

Los motivos por los que Montoro no interviene Oviedo pese a «reventar» la regla de gasto

Luis Fernández
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro

El ayuntamiento de la capital asturiana lleva tres años sin cumplir las exigencias de Hacienda. La situación del consistorio poco tiene que ver con la de Madrid

Oviedo no cumple todas las exigencias que impone Hacienda, pero su situación poco tiene que ver con la de Madrid. La decisión del ministerio de intervenir las cuentas del Ayuntamiento de la capital de España ha generado polémica por la comparativa con otros consistorios, aunque las situaciones no siempre son comparables. Los diferentes equipos de gobierno de Oviedo llevan tres años incumpliendo la regla de gasto, pero a pesar de ello su estabilidad económica está demostrada y cumplen el resto de exigencias. Por ello Montoro todavía no podido meter mano en la gestión de las cuentas municipales.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La «argucia financiera» de Oviedo para duplicar las inversiones en 2018