Redacción

Hoy Madrid llena sus calles de color, música y mucho orgullo. La reivindicación del colectivo LGTBI se ha convertido en los últimos años en una fiesta a favor del amor y la diversidad, favoreciendo la proliferación de concentraciones en diferentes partes del territorio nacional. Asturias no se queda atrás. Desde hace un tiempo el llamado Orgullín del norte ofrece espacio para que los integrantes del colectivo de la región puedan defender y disfrutar de un día dedicado a recordar que sus derechos aún no se escuchan con la debida atención, que la ley trans sigue estancada y que, aunque se avanza, la meta no se ha conseguido. Por eso, hoy Oviedo se ha sumado la manifestación que tuvo lugar el pasado sábado en Gijón con una concentración que, pese a ser más modesta, no ha escatimado en ánimos.

Ataviados con las banderas LGTBI y trans, centenares de aliados han recorrido la calle Uría para culminar en la plaza de la Escandalera, donde la música de las batucadas se ha sustituido por la del DJ -tarima incluida- para dar por empezada una fiesta en la que no han faltado consignas como «contra la violencia, orgullo y resistencia», o «aquí está la resistencia trans».

Berta Rozada, la activista transexual que esta mañana se ha enfrentado a Hazte Oír en los juzgados de Oviedo por las protestas contra su autobús calificado por el colectivo como tránsfobo, asegura que el objetivo de este día es «conjugar la reivindicación con el ambiente festivo». Entre las reclamaciones principales, la activista destaca la exigencia por el cumplimiento de los cambios legislativos en relación a la ley trans. «Queremos que sea posible el cambio de género y de nombre», comenta. Cambios que, con el cambio de gobierno, confía en que se consigan en un futuro cercano.

La activista transexual a quien Hazte Oír lleva a juicio: «Vengo tranquila»

La Voz/Agencias
Concentración de apoyo a Berta Rozada
Concentración de apoyo a Berta Rozada

Berta Rozada comparece arropada por una concentración de apoyo y denuncia la paradoja de que los que esparcen odio queden impunes

La activista transexual Berta Rozada ha afirmado que acude «tranquila» y «sabiendo que no he hecho nada» al Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), donde ha sido llamada a declarar por las protestas contra el autobús de Hazte Oír. Rozada ha calificado de «paradoja» que los que «esparcen odio por el Estado español y que lo intentan por Asturias queden impunes y no tengan castigo, y que los que vamos a mostrar pacíficamente nuestro desacuerdo tengamos que pasar por estos procesos, que espero que quedo en nada pero es frustrante».

Minutos antes de entrar al juzgado, Rozada, que ha estado arropada por una concentración donde participaron decenas de personas y parlamentarios de Podemos Asturies, ha agradecido el apoyo de la sociedad asturiana ante el proceso judicial abierto por la agresión al autobús de Hazte Oír hace más de un año en Lena.

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

El «arguyu» lleva la bandera arcoíris al corazón de Oviedo