La Fiscalía pide prorrogar la prisión provisional al asesino de su exmujer en Melilla

La solicitud se produce después de que la defensa haya recurrido la sentencia, por lo que aún no es firme

Juzgados Oviedo

Oviedo

La Fiscalía del Principado de Asturias ha solicitado la prórroga de la prisión provisional dictada contra el hombre condenado por la Audiencia Provincial de Oviedo por matar a su expareja en Melilla en julio de 2016. La solicitud ha sido formulada en una vista celebrada esta mañana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial. 

La Audiencia condenó el mes pasado al hombre, A.A., una pena de 26 años y tres meses de cárcel tras el veredicto del jurado popular. La Fiscalía ha pedido la prórroga de la prisión provisional después de que la defensa del hombre haya recurrido la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), por lo que aún no es firme.

El hombre fue condenado después de que el jurado popular le declarara por unanimidad culpable de un delito de asesinato con los agravantes de género, parentesco y aprovechamiento de circunstancias. En su veredicto, el jurado popular consideró probado que el acusado conocía bien el terreno, ya que llevó a la víctima, de 22 años, a una zona de playa aislada, oscura y sin tránsito de personas, donde la estranguló en la noche del 8 de julio de 2016. Asimismo, dio por probado que atacó por sorpresa a la víctima, sin que esta tuviese alguna posibilidad de defensa, como evidenciaba el hecho de que el autor no presentase lesión alguna y de que la víctima no tuviese ADN del mismo en sus uñas.

Para el jurado, A.A., de nacionalidad marroquí, era consciente de lo que hacía, ya que no sufría ningún tipo de trastorno, como manifestó el perito forense que realizó un análisis psíquico del acusado.

El acusado de asesinar a una joven ovetense en Melilla: «No quería matarla, solo quería que no gritara»

La Voz
Juzgados Oviedo

La Fiscalía pide una pena de 26 años de cárcel

El hombre acusado de matar a una joven ovetense, su expareja y madre de su hijo, asfixiándola en Melilla en julio de 2016, y para el que la Fiscalía pide una pena de 26 años de cárcel, ha defendido hoy que la agarró por el cuello «para que no gritara» y que en ningún momento quiso acabar con su vida.

Durante su interrogatorio, A.A. ha explicado que su intención era «taparle la boca», pero debido a un forcejeo y a la agresividad de la misma acabó con la mano en el cuello, aunque no recuerda la fuerza con la que lo hizo, y a día de hoy sigue preguntándose «cómo pudo pasar».

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Fiscalía pide prorrogar la prisión provisional al asesino de su exmujer en Melilla