Fallecen dos hosteleros emblemáticos de Oviedo

Pepe «el del Tizón» y Miguel Ángel Rodríguez, del pub Miguel, fueron referentes en la capital

Pepe el del Tizón
Pepe el del Tizón

Oviedo

En apenas dos días, Oviedo ha sufrido la pérdida de dos hosteleros emblemáticos para la ciudad, propietarios de dos locales de gran calado en la capital. Si el lunes fallecía Miguel Ángel Rodríguez de la Roz, conocido como Miguel, el nombre de su pub de la calle Matemático Pedrayes, ayer se supo el fallecimiento de Jose Manuel Gómez Rodríguez, Pepe el del Tizón, dueño del local de la calle Caveda.

El propietario de El Tizón contaba con 68 años y era natural del concejo de Tineo. Trabajó en locales como La Quirosana, La Paloma o Cabo Peñas hasta que decidió independizarse en la década de los 80. El Tizón fue algo más que un negocio, fue también un punto de encuentro alrededor de sus potes, arroces o magníficas tortillas de patata y de su larga barra. Allí Pepe el del Tizón ejercía con sus llamativas corbatas y convirtió el local en un referente en Oviedo.

Por su parte, Miguel era un hostelero con instinto. Tras abrir el Impala, en la calle Cabo Noval, puso en marcha el Miguel, un pub de los de antes, de sofás e iluminación relajada, de clientela variada que buscaba verse y tomar un buen combinado. Jubilado desde hace ya años, falleció al caer mientras podaba un árbol en su finca.N

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Fallecen dos hosteleros emblemáticos de Oviedo