«El alcalde no puede ser tibio con la corrupción o el PP seguirá gobernando a través de subterfugios»

Daniel Latorre, nuevo secretario general de Podemos en Oviedo, repasa la actualidad municipal y marca los objetivos de la formación morada para los próximos meses

Daniel Latorre, secretario general de Podemos
Daniel Latorre, secretario general de Podemos

Redacción

El nuevo secretario general de Podemos Oviedo considera que la llegada del tripartito al ayuntamiento le ha sentado bien a la ciudad. Tras imponerse con una contundente victoria a su rival en la primarias de la formación morada, Daniel Latorre asegura que el proceso ha servido para fortalecer a la organización en el municipio. El líder de Podemos repasa la actualidad de la capital, ensalza los logros conseguidos por los socios de gobierno y reclama más contundencia al alcalde, Wenceslao López, en temas de corrupción.

-Su candidatura ganó con contundencia las elecciones internas en Podemos Oviedo. ¿Satisfecho con los resultados?

-Satisfecho con los resultados y con cómo se desarrollaron las primarias, en un clima de diálogo, de transparencia, de aproximación de posturas y de debate. Contento en ese sentido y también porque ha quedado refrendado un modelo de organización y de lo que tiene que ser un partido abierto y no identitario, que es por lo que apostamos y por donde tiene que pasar el futuro de una organización que pretende ser herramienta para defender los intereses de Oviedo por encima de siglas o cuestiones partidistas. La prioridad es Oviedo y ese es el modelo que ganó.

-¿Sale Podemos más fortalecido de ese proceso electoral?

-Sí, porque había un debate sobre si había que hacer una organización que tirara más hacia mostrar una marca, unas siglas, y el modelo aprobado no es ese. Es un modelo flexible que antepone la resolución de los problemas de Oviedo a cualquier tema partidista.

-¿Cuáles son los principales cambios que tiene pensado introducir respecto a la directiva que encabezaba Rubén Rosón?

-Lo primero es hacer una organización que tenga claros los mecanismos de participación y que pretende que cada vez más gente pueda participar, independientemente de que se sientan o no de Podemos. Todas las cosas que vamos a hacer van a pasar por esa visión hacia afuera y abierta. Buscamos abrir Podemos a la participación de la gente.

-¿Apuestan por repetir el modelo de candidatura de unidad popular para las próximas elecciones?

-Es posible. No lo sabemos todavía porque es un debate que debemos tener. De momento lo que pensamos es que es un modelo que ha funcionado bien, que ha convertido a Oviedo en una ciudad del cambio que ha puesto fin a 24 años de gabinismo y caunedismo, con todo lo que ello conlleva de corrupción, y lo hemos puesto al servicio de la mayoría social. Si ese modelo tuvo éxito es porque la candidatura tenía unas características de apertura, no identitaria, donde podían participar personas de diferentes ámbitos sin asumir la complejidad de unas siglas. Creemos que pasa por ahí el dar el siguiente paso, pero es un tema que tenemos que debatir porque no es lo que yo piense sino lo que piensen los inscritos. Creemos que las ideas de confluencia no se deben gestionar desde las cúpulas, sino darse desde el campo social, en las luchas cotidianas.

«Taboada ha demostrado que es capaz de poner los intereses de Oviedo por encima de cualquier cuestión»

-¿Debe encabezar Ana Taboada esa lista?

- Ana Taboada tiene una virtud, que es que ha demostrado que es capaz de poner los intereses de Oviedo por encima de cualquier cuestión. Lo demostró el día de la investidura, cuando después de la maniobra de Javier Fernández, con la que estaban de acuerdo algunos concejales socialistas, quisieron romper el pacto de investidura. Era un acuerdo de mínimos acordado para defender los intereses de la ciudad. Javier Fernández quiso cambiar cromos en Oviedo y Gijón para que siguiera gobernando Caunedo. Pese a eso, ella tuvo inteligencia y generosidad para no preocuparse por los sillones y posibilitó poner fin a 24 años de corrupción y uso de las instituciones para usos particulares. Ella tiene eso en su haber y nos gustaría convencerla para que volviera a hacerlo. Pero es una cuestión que se decidirá en unas primarias, por su puesto.

-¿Qué modelo de ciudad defiende Podemos Oviedo?

-Una de las señas de identidad de la candidatura de Somos es la defensa de un modelo de ciudad respirable, justa, equitativa, que tuviera un urbanismo al servicio de las personas y no de la movilidad motorizada. Que fuera una ciudad más amable para el ciudadano. En ese sentido hay que tener claro que proyectos como el Bulevar son irreversibles. El concejal de Urbanismo ha conseguido los 10 millones del EDUSI y ahora hay que ser capaces de que el ayuntamiento dedique fondos y pactar un calendario que arranque cuando antes esa transformación urbana, que es la mayor que hay actualmente en España.

«El alcalde debería tener claro que no es lo mismo ser tranquilo que inactivo»

-¿Qué medidas destacaría de las que ha tomado el tripartito en estos tres años?

-Por la parte que nos corresponde a nosotros, está claro que hemos conseguido, por un lado, poner en marcha nuevos servicios públicos. La universidad popular, las becas de comedor, libros, desayuno… Toda la maquinaria del ayuntamiento bajo nuestras áreas está trabajando para la mayoría social y hay una lucha muy decidida contra la corrupción. Antes el modelo de Oviedo era Marbella y ahora es un modelo de urbanismo que mira largo plazo y por los intereses de sus ciudadanos. No gobernamos solos y el ayuntamiento está sujeto a muchos condicionantes. Estamos en en tripartito y dependemos de leyes nacionales. Así todo, hemos conseguido hacer frente a muchos problemas. Con el tema de la corrupción nos gustaría que hubiese más firmeza. El alcalde debería tener claro que no es lo mismo ser tranquilo que inactivo. Necesitamos firmeza para desmontar el régimen, porque la corrupción no es algo usado por personas concretas, es un sistema, en este ayuntamiento, en el que hay urbanismo, policía… toca varias ramas del ayuntamiento, y desmontarla exige firmeza y el alcalde no puede ser tibio o seguirán gobernando a través de subterfugios, como directores generales o jefes de departamento que trabajan para quien trabajan.

«El modelo de Oviedo era Marbella y ahora es un modelo de urbanismo que mira por los intereses de sus ciudadanos»

Oviedo también ha conseguido cambiar las ordenanzas fiscales para conseguir una rebaja del 50% en las escuelas de 0 a 3. Somos la única capital de provincia en la que nadie se queda sin beca comedor, de libros o desayuno y eso nos hace sentir que ha merecido la pena el esfuerzo de estos años. Tenemos que seguir consolidando eso.

-¿Considera que el alcalde está siendo demasiado blando con la corrupción?

-Con el tema del caso Marea, que había ramificaciones en Oviedo, se podría haber mostrado más firme. En muchos de los casos de corrupción se mantiene solo Somos como acusación particular. El alcalde se ha mostrado firme cuando le hemos dicho que no podía tolerar medias tintas. Gracias a eso se ha destituido a una persona de la Policía Local, ha sido gracias a nuestra presión. Nos gustaría que esas cosas se hablaran en el tripartito y se tomaran decisiones que ya se incluyen en el pacto de investidura.

-Usted ha criticado que se haya recolocado al exjefe de la Policía Local en el Rubín. ¿Qué cree que se debería haber hecho?

-Se le puede suspender de empleo. Es un mecanismo habitual que a una persona que ocupa un cargo público, cuando se le retira la confianza, se le pueda suspender de empleo. Lo importante es que estos gestos dejen claro, no  solo a esa persona, sino a todos los que pueden formar parte de un entramado corrupto, que no se va a tolerar ni media. 24 años dan para mucho y esa red clientelar y de colonización de las instituciones está muy arraigada.

-Continuamente se refiere a las discrepancias con el PSOE. ¿Teme que se intensifiquen estas diferencias de cara a las elecciones?

-Yo espero que no. Lo que todo el mundo debería tener claro es que siempre que se respete a Oviedo y a la mayoría social nos tendrán trabajando codo con codo. Venga de donde venga la propuesta. Nosotros, si se respeta ese principio, colaboraremos. De cara a las elecciones no es el mejor escenario para aparecer unidos porque parece que siempre se ponen más de realce las diferencias que las concordancias, pero intentaremos ser firmes en ese debate. Intentar que no se convierta esto en una cuestión de acusaciones cruzadas y fango, porque no es bueno para la ciudad. Siempre que haya una discusión, que las habrá, intentaremos ver cuáles son los intereses de los ovetenses y nos pondremos de acuerdo por eso. Si esto requiere una bofetada dialéctica, lo vamos a hacer, el objetivo no es estar de acuerdo por estar de acuerdo. El objetivo es respetar los intereses de la ciudad e intentaremos mantener el debate en ese cauce.

-En las últimas elecciones Somos fue la formación de izquierdas más votada en Oviedo. Después de tres años en el gobierno, ¿con qué objetivo se presenta a las próximas elecciones?

- El objetivo es poder consolidar el cambio. Consolidar las cosas que se han iniciado, algunas de las cuales no se han podido completar. Por ejemplo, hemos podido generar muchos puestos de trabajo a través de planes de empleo, pero nos gustaría que esos empleos no fueran temporales. Para hacer eso, necesitamos ir mucho más allá. Para consolidar el cambio hace falta no solamente tener claro el modelo de ciudad, también ampliar las fronteras del cambio. Hacer que más ciudades en Asturias se sumen a la red de ciudades del cambio, que el gobierno en el Estado respete la autonomía de los municipios, que no intente, como Montoro, que las cuentas del Estado cuadren con las cuentas de los municipios. Que el gobierno estatal reconozca que Oviedo necesita inversiones y que estas no pueden seguir paradas. La Vega no puede estar paralizada amenazando ruina y que no se pueda abrir al uso de los ovetenses… eso significa ampliar y consolidar el cambio. Hay que dotar al ayuntamiento de personal para que la ciudad tenga el mismo número de personas trabajando en el ayuntamiento que otras ciudades similares. No puede tener el mismo número que Avilés. Para conseguir eso nos gustaría conseguir mejores resultados, pero lo importante es que el resultado permita hacer esto.

-Eso pasaría, salvo sorpresa mayúscula, por un nuevo pacto, ya se verá si tripartito o a dos bandas. ¿Estarían cómodos con un nuevo acuerdo con PSOE e IU?

-Nuestra idea es que el fin del bipartidismo ha abierto muchas posibilidades, pero estas siempre pasan por pactos. Vivimos un empate técnico entre las cuatro principales fuerzas y eso significa dos cosas: que consolidar y que se den escenarios de ciudades del cambio está en el filo de la navaja, está en los detalles; y por otra parte que todos los gobiernos serán de colaboración, no serán monocolores, al menos en el corto plazo. Claro que nos gustaría hacer muchas más cosas sin la atadura de tener que pactar con fuerzas que, a veces, no sabes si te llevan la contraria por el hecho de diferenciarse. Pero tenemos que tener la suficiente mano izquierda para reconocer que son fuerzas que representan a amplios sectores de la ciudad y ser capaces de llegar a acuerdos de mínimos. Entonces, necesariamente vamos a tener que reeditar pactos, y esperemos que sean pactos claros que pongan el acento sobre las necesidades básicas a cubrir y en ese pacto de mínimos podremos convencer a socios para que nos acompañen.

«No hemos venido para cambiar caras, hemos venido para poner las instituciones al servicio de la ciudadanía»

- En Gijón también hay mayoría de izquierdas pero no se ponen de acuerdo para gobernar. ¿Qué diferencias hay con Oviedo?

-En cada ciudad hay que respetar la autonomía para llegar a acuerdos. No puede ser que pueda volver un presidente del Principado a imponer condiciones. Eso dependerá de las diferentes fuerzas políticas de cada sitio. Dicho esto, las cuestiones que se plantearon en Gijón, los diferentes puntos para llegar a un acuerdo, se han estado debatiendo. Si no han sido capaces de llegar a un acuerdo hay que ver qué ha pasado. ¿Por qué el PSOE de Gijón no puede demostrar la misma generosidad que Taboada Aquí? Si no es una cuestión de puestos… No puede haber un candidato que diga que todo pasa porque él sea el alcalde. Mario ya dijo que él daría un paso atrás si se podía salvar un acuerdo para una moción de censura. Por otro lado, esa moción llega muy tarde. Creo que los ciudadanos pueden pensar que para el tiempo que queda, parece más un cambio estético, y eso no es tolerable. Los cambios deben hacerse para beneficiar al conjunto de la ciudadanía. Nosotros no hemos venido para cambiar caras, hemos venido para poner las instituciones al servicio de la ciudadanía.

-Tras 24 años gobernando ahora al PP le toca estar en la oposición. ¿Qué le parece el papel que están jugando?

-Al PP le ha sentado bien la oposición porque ha podido ver un poco la ciudad desde otro punto de vista y a la ciudad le ha sentado bien porque se han podido levantar alfombras. Lamentablemente, el PP no ha encajado bien la derrota y ha hecho una oposición muy irresponsable con algunos temas. Con el tema de memoria histórica ha sacado discursos muy trasnochados, incluso ha puesto denuncias, por respetar esa ley. De alguna manera es curioso que el PP siga con esas resistencias a modernizarse y ser un partido moderno.

-¿Y Ciudadanos?

-Ciudadanos le ha seguido el juego en alguno de esos aspectos y ha tenido una oposición irresponsable con algunos temas sin saber lo que se estaba tratando. Por ejemplo, con el tema de la recaudación, tema en el que han tenido un discurso nefasto. Tanto ellos como el PP necesitan hacer una reflexión sobre el modelo de ciudad que quieren y explicarlo claramente. Creo que deben hacer mucho trabajo interno, especialmente el PP, que no entiendo como no depura responsabilidades, por ejemplo con Caunedo.

-¿Qué planes defienden para La Vega?

-La Vega no puede esperar más. No podemos dejar que se siga pudriendo ese espacio, que puede ser fundamental para revitalizar la ciudad. El alcalde se comprometió a tener solucionado este mes el tema de La Vega. Esperemos que cumpla. Él mismo se ha dado el plazo, nosotros estaremos encima para ver que lo haga. Tiene toda nuestra lealtad y apoyo porque beneficia al conjunto de la ciudadanía, pero queremos que se den pasos reales, no que se quede en anuncios publicitarios. 

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

«El alcalde no puede ser tibio con la corrupción o el PP seguirá gobernando a través de subterfugios»