Taboada: «Si Wenceslao me llama, nos tomamos un café esta misma tarde»

Somos cierra filas tras el último encontronazo con el PSOE y critica con contundencia las palabras del alcalde. La formación «tiende la mano» para reconducir la situación

Concejales de Somos Oviedo, con Ana Taboada en el centro
Concejales de Somos Oviedo, con Ana Taboada en el centro

Viernes, cinco de la tarde, del 31 de agosto. Somos Oviedo convoca a los medios de urgencia para dar su versión de la enésima crisis dentro del seno del tripartito. La cosa parece estar poniéndose seria y no importa que media España está enfrascada en la operación retorno. La puesta en escena es contundente, ya que acuden todos los concejales de la formación morada -a excepción de Rubén Rosón, que está de vacaciones-. Sus palabras también sirven para cerrar filas, puesto que todos critican las palabras del alcalde contra su partido. Eso sí, dejan una puerta abierta a la reconciliación: «Si Wenceslao me llama, nos tomamos un cafe esta misma tarde. O lo que haga falta», asegura Ana Taboada.

Los cinco concejales de Somos se han mostrado «decepcionados» con las palabras de Wenceslao López en las que acusó a la formación morada de «intentar romper el equipo de gobierno». A pesar de ello, y de recordar la lista de insultos que han recibido en los últimos días por parte del PSOE («impresentables, inútiles, patéticos, desleales, mentirosos, guajes, enmierdadores...»), Ana Taboada ha descartado que el tripartito vaya a romperse, al menos a corto plazo. «Mientras la prioridad sigan siendo los ovetenses, seguiremos en el Gobierno», ha asegurado. Pese a ello, ha reconocido que existen «bastantes discrepancias» con los socialistas.

«Este grupo político no se merece las palabras de ayer del alcalde. Hemos sido leales, la discrepancia es sana y necesaria», ha dicho la edil, antes de añadir «a partir de ahí, mano tendida para hablar, estamos a la espera de que así sea, de recibir una llamada, si hoy quiere Wenceslao nos tomamos un café. O lo que haga falta».

Respecto a la propuesta de diálogo de IU, Taboada ha considerado «una postura razonable» el pacto de fin de mandato al que ha apelado esta mañana el grupo municipal para evitar una ruptura en el equipo de gobierno del tripartito y ha afirmado que su grupo seguirá siendo «la voz de las calles».

Mercedes González, dolida

La concejala de Educación, Mercedes González, también se ha mostrado dolida por las declaraciones del alcalde, afirmando sentirse «decepcionada y sorprendida» por la reacción de López. «Se está cuestionando mi dedicación y los problemas, como lo de Ventanielles, siguen sin resolverse», ha apuntado. Así, ha explicado que, si envió el comunicado oficial al alcalde para pedir las competencias en materia de infraestructuras educativas, fue porque la edil responsable del área, la socialista Ana Rivas, «públicamente dijo que yo no era capaz de resolver un problema que era mío».

Además, ha asegurado que el alcalde «se equivoca» al afirmar que él puso su confianza en González para desempeñar las competencias en materia educativa. «Fui yo la que puso confianza en él como alcalde de la ciudad», ha recordado, en referencia al pacto de última hora que en 2015 concedió la alcaldía a Wenceslao López y derivó en la formación del tripartito local. «Tenía confianza en él, y para una vez que pido ayuda, me da la espalda», ha lamentado.

La Vega, en vía muerta

Por otro lado, Ana Taboada se ha referido a su visita a Madrid en la que presentó una Proposición No de Ley en el Congreso para avanzar en las negociaciones sobre los terrenos de la fábrica de armas de La Vega.

En este sentido ha asegurado que las negociaciones con el nuevo Ejecutivo socialista «estaban en vía muerta». «No estaba en la agenda de Pedro Sánchez ni de su Gobierno», ha subrayado. Así, ha justificado su presencia en Madrid como una manera de «reforzar la postura del Gobierno local». «La actitud absolutamente partidista de Wenceslao López no ayudaba a ello», ha aseverado.

Sobre estas negociaciones, ha asegurado que «le consta» que no ha habido más avances. «Cuando hubo el cambio de gobierno estábamos ilusionados y creímos que habría avances, pero supuso todo lo contrario y no se puede engañar a la gente», ha afirmado. Ante esta situación, ha cargado contra el alcalde por «atacar» a Taboada en lugar de a su partido.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Taboada: «Si Wenceslao me llama, nos tomamos un café esta misma tarde»