11.000 firmas en una semana para exigir que el menú escolar se cocine en Asturias

Una campaña en change.org se hace viral y pide al Ayuntamiento de Oviedo que «sea coherente con los valores de sostenibilidad y cuidado del medioambiente que predica»

Un comedor escolar
Un comedor escolar

Redacción

La petición ya se ha hecho viral y el número de apoyos no para de crecer. En una semana, más de 11.000 personas han firmado para que la comida que se sirve en los comedores escolares de Oviedo no viaje casi 1.000 kilómetros -desde Mataró, Cataluña- antes de ser consumida por los estudiantes. Los impulsores de la campaña, que se identifican como un grupo de padres, exigen que el ayuntamiento corrija esta situación y que los alimentos se preparen en Asturias.

El Ejecutivo local adjudicó el nuevo contrato -en vigor desde el comienzo de curso- a una empresa catalana sin cocina en el Principado. Los alimentos se preparan en Cataluña y viajan a Asturias por carretera, una situación que los padres quieren que cambie. En su petición recuerdan que «el pliego hacía hincapié en el uso de productos locales y de calidad»

«Desde luego, es una decisión que no contribuye al desarrollo sostenible y que contamina por el transporte y los embalajes, sin contar con que la comida tendrá menos propiedades nutricionales por estar siempre congelada», denuncian los impulsores de la campaña. «Los padres y las madres de los escolares de los colegios públicos de Oviedo pedimos al ayuntamiento que sea coherente con los valores de sostenibilidad y cuidado del medioambiente que predica y que exija a la empresa que los menús se elaboren en Asturias», añaden.

Así viaja la comida

La comida se prepara en Mataró y viaja pasteurizada (un proceso térmico que reduce la presencia de agentes patógenos porque a altas temperaturas muchos de los agentes bacterianos mueren) hasta una nave en Langreo. El transporte se hace en camiones. La única excepción son los yogures y los productos frescos de temporada, que se compran en Asturias. Desde esa nave en Langreo se reparte la comida a todos los centros públicos del concejo. Solo hay tres excepciones, los centros con cocina propia. La empresa envía los alimentos dos veces por semana y da servicio a 3.000 escolares.

El contrato se adjudicó mediante concurso público. Se presentaron 12 empresas, la mayoría de ellas de fuera de Asturias. La anterior adjudicataria, que sí era asturiana, había recibido numerosas quejas y no cumplía los requisitos.

Comentarios

11.000 firmas en una semana para exigir que el menú escolar se cocine en Asturias