Así debes circular en Oviedo con tu patinete eléctrico

La ordenanza de movilidad y tráfico de la ciudad es del año 2007, cuando el uso de estos aparatos se limitaba a los niños


Redacción

En Oviedo todavía no son un problema, pero su presencia cada vez es mayor. Son rápidos, ligeros, ocupan poco espacio y no contaminan. El patinete eléctrico ha supuesto un auténtico boom en ciudades grandes como Barcelona, Madrid y Valencia, que han tenido que adaptarse para hacer frente a un nuevo sistema de movilidad que, parece, ha llegado para quedarse. En la capital de Asturias todavía son pocos los aparatos de estas características que circulan por las calles, pero los responsables municipales son conscientes de que se trata de un ámbito que tendrán que regular, ya que la ordenanza actual sobre movilidad y tráfico es de 2007.

La evolución de los patinetes eléctricos ha sido vertiginosa. En sus orígenes, era una aparato que utilizaban exclusivamente los niños. Con el paso de los años, y ante las facilidades que ofrece como medio de transporte, su uso se ha generalizado, principalmente en las grandes ciudades. Esto ha supuesto una pequeña revolución en la movilidad en ciudades como Madrid o Valencia. El problema es que el patinete tiene que convivir en un entorno hostil con coches, autobuses, camiones, motos, bicicletas y peatones. Esto ha provocado que el número de incidencias se disparase y estas ciudades han decidido desarrollar un marco jurídico en el que quede claro qué puede hacerse y qué no.

Oviedo todavía no ha llegado a esta situación, por lo que, según explica Ignacio Fernández del Páramo, concejal de Urbanismo, esperarán a ver cómo evoluciona la situación en las ciudades que ya han tomado cartas en el asunto antes de actuar en la ciudad. La intención del tripartito es ver los puntos fuertes y las carencias de esas ordenanzas para adaptarlas a la realidad ovetense. Será un trabajo en el que tendrá mucho que decir el área de Seguridad Ciudadana, que dirige Ricardo Fernández, ya que es el responsable de tráfico y sanciones de tráfico. Aunque Del Páramo reconoce que «no es un tema urgente, a corto medio plazo tiene que regularse». «Tendremos que sentarlos y analizarlo con Ricardo», añade.

No existe una legislación nacional que indique por dónde deben circular los patinetes eléctricos. Pese a ello, para los casos en los que no hay normativa municipal, como en Oviedo, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha dejado claro que estos aparatos tienen la consideración de vehículos, por lo tanto, no tienen los derechos que tienen los peatones. Esto se traduce en que no pueden usarse en las aceras ni en zonas preparadas para los peatones. La excepción, según especifica Del Páramo, es cuando un niño utiliza el aparato con fines recreativos.

Aunque son vehículos, no están catalogados como vehículos a motor, puesto que no están incluidos en la reglamentación europea por la que se regulan los procedimientos de homologación de vehículos a motor y remolques. Al no ser vehículos a motor, no requieren ni carné de conducir, ni autorización específica para circular, y tampoco seguro.

Con todo esto en cuenta, las alternativas que quedan a los usuarios de patines eléctricos en ciudades que, como Oviedo, no tienen una normativa específica, es circular por los carriles bici y por los carriles limitados a una determinada velocidad -las zonas de 30-. En los casos en los que no existan estas opciones, deberán circular por la carretera. 

Analizar la situación en otras ciudades

Del Páramo es consciente de que se trata de una tema en el que tendrán que entrar, pero señala que la situación actual permite a Oviedo analizar con calma otros modelos para ver sus errores y aciertos. Los modelos en los que se fijan son Valencia y Madrid, y teniendo en cuenta esas experiencias, a medio plazo actualizarán la normativa de la ciudad.

Comentarios

Así debes circular en Oviedo con tu patinete eléctrico