DGT

Accidente de moto

La primera vez que en La Voz se habló de los radares: «¡Ese loco del sedán va a 120 por hora!»

[...] «Los inventos de la guerra se van a aplicar a la carretera: el aparato lanza una mirada al automóvil y los electrones señalan un dial, con la seguridad de la mecánica pura: ¡Ese tío loco del sedán negro va a 120 por hora !» [...]. Actualmente, los radares de la DGT pueden detectar velocidades de hasta 250 km/h, vigilar dos carriles a la vez, y ser operados por wifi o 4G. En 1947, como puede apreciarse en este extracto de La Voz, todo era más sencillo. O lo parecía.