El parte de quejas de los vecinos de Gascona por los «abusos» de los hosteleros

La asociación vecinal exige al ayuntamiento que se respete la limpieza, el medio ambiente y los derechos de los vecinos


redacción

Son muchas las peticiones y denuncias que la Asociación de Vecinos de Gascona e Indalecio Prieto ha llevado a cabo a lo largo del último año. La concentración de establecimientos hosteleros en la zona ha provocado «una situación insostenible de las calles por la permisividad y favoritismo hacia ellos del ayuntamiento». Así lo asegura la organización, que ha dado a conocer un dossier de 93 fotografías en las que muestra los inconvenientes que los vecinos han de vivir día tras día.

«La cultura de la sidra no tiene por qué estar reñida con la limpieza y el respeto al medio ambiente y a los derechos de los vecinos» y en esto, aseguran desde la asociación, es donde el ayuntamiento está actuando de manera incorrecta. Con un listado de siete puntos, los vecinos quieren hacer llegar al consistorio los aspectos más sobresalientes de su situación.

Una de las principales quejas es el colapso de las calles a la hora del reparto. Los camiones taponan las zonas de paso para peatones así como portales y entradas de garaje. La existencia de terrazas fijas impide a los vehículos estacionar frente a los locales, lo que supone un problema para los vecinos. «¿Por qué no se cambia el horario de terrazas,  para  dejar  espacio   a   los camiones?¿Por qué se permiten terrazas fijas en esta zona?», denuncian. Tal y como explican, la carencia de control municipal acrecienta esta práctica, lo que devalúa el precio de la vivienda en Gascona.

Desde la asociación denuncian también el incumplimiento de la ordenanza municipal por la cual está prohibido escanciar fuera de las terrazas. La sidra que cae al suelo ha provocado en más de una ocasión caídas y resbalones a los vecinos de la zona. «¿Bulevar o pista de patinaje?», escriben en el dossier. 

En la calle Indalecio Prieto la situación es similar. Desde hace 15 años la mitad del ancho de la calle está reservada para obras. Tal y como puede verse en las fotografías, las obras no avanzan y ese lado de la acera se encuentra llena de maleza, escombros y suciedad. Además, en la zona que no se encuentra vallada se sitúa una terraza que impide el paso a vehículos como camiones de basura o ambulancias. 

Los cancios de chigre y las gaitas inundan cada fin de semana el bulevar, en ocasiones hasta altas horas. Los miembros de la asociación denuncian la realización de «Continuas llamadas a la policía, sin resultado la mayoría de las veces». Tal y como afirman, la mayor parte de las actuaciones se llevan a cabo sin ningún tipo de permiso. Lo mismo ocurre con las fiestas y ferias. La Preba de la Sidra y la Feria del Queso y el Embutido son ejemplos de celebraciones que, según explican, incitan al botellón y al aumento de suciedad en las calles. 

«El Mercado mensual fue suspendido cautelarmente por el juez, por motivos de seguridad, a consecuencia de las aglomeraciones que impiden el paso de vehículos de emergencias», explican en el dossier y añaden que incluso la policía se opuso en 2014 y 2015 a que se celebrasen ferias, fiestas y mercados en la Gascona Baja, por ser un obstáculo para la seguridad. 

Carteles, extractores y chimeneas sin licencia completan la lista de «abusos» de la asociación. «El ayuntamiento no debe olvidar que Oviedo nunca será una ciudad con calidad europea mientras se den situaciones como las que acreditamos», aseguran los vecinos, que piden igualdad de condiciones tanto para ellos como para los hosteleros. 

Comentarios

El parte de quejas de los vecinos de Gascona por los «abusos» de los hosteleros