Las líneas maestras de los presupuestos de 2019

Rubén Rosón, concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo, espera cerrar el acuerdo con sus socios de gobierno antes de noviembre

El concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo, Rubén Rosón
El concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo, Rubén Rosón

Redacción

El tripartito no quiere que se repita la situación de los últimos años y ya ha puesto en marcha la maquinaria para cerrar los presupuestos de 2019 en plazo. El objetivo, según ha reconocido Rubén Rosón, concejal de Economía, es ultimar el acuerdo entre los socios de gobierno -Somos, PSOE e IU- antes de noviembre. 

Una vez aprobadas las ordenanzas fiscales para 2019, el capítulo de ingresos ya está perfilado. Las principales medidas acordadas recogen una rebaja generalizada del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), aunque será más elevado para los que más pagan, así como un abaratamiento en la matrícula de las escuelas infantiles y en la entrada a piscinas municipales. Esto se traduce en un aumento de los ingresos de aproximadamente 1,7 millones, por lo que el presupuesto será ligeramente más elevado que el de este año, que es de 232 millones más los 12 de la Fundación Municipal de Cultura.

La negociación entre los socios de gobierno está ahora en el capítulo de personal. Esta partida tendrá un gasto aproximado de 60 millones, una cantidad sensiblemente superior a la de 2018. Esto se debe, según explica Rosón, a medidas como el impulso a la contratación temporal a través de los planes de empleo y a la actualización de los salarios con IPC. Además, el edil asegura que «sacaremos a concurso todas las plazas públicas que podamos, ya que hacen falta muchos más trabajadores municipales». En 2018 el aumento de la partida ya fue del 11% y, como señala el concejal, este año volverá a crecer.

El aumento de los ingresos también permitirá al tripartito volver a elevar la partida destinada a gasto social. El año pasado la cantidad destinada a este concepto supuso un récord en la historia municipal. Según sostiene Rosón, la intención es superar este año esa cantidad.

Las cuentas también se verán condicionadas por los «pufos» heredados de la época del PP. Este año ya no habrá que afrontar el pago de cantidades tan elevadas como las Villa Magdalena (35 millones) o El Calatrava (20 millones), pero esta semana ha llegado una nueva. El ayuntamiento tendrá que pagar 4 millones por las tasaciones de las fincas expropiadas y no consignadas en 1998 en Rodríguez Cabezas.

Capítulo de inversiones

La otra gran pata del presupuesto son las inversiones. Este es el capítulo que ahora tendrán que negociar Somos, PSOE e IU, aunque el concejal de Economía espera que no se produzcan grandes problemas. Por el momento todavía no se han reunido para tratar este asunto, aunque espera que ese encuentro se produzca antes de dos semanas.

En cuanto a la partida que podrán destinar a inversiones, Rosón explica que «depende del nivel de ejecución». «El ayuntamiento tiene capacidad financiera y capacidad de endeudamiento», asegura. El año pasado destinaron 30 millones a inversiones, aunque el grado de ejecución fue muy inferior.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las líneas maestras de los presupuestos de 2019