Feijoo canta las bondades de la gastronomía asturiana

OVIEDO

La Cofradía del Desarme celebra su VI Gran Capitulo, en el que nombra cofrades de honor al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, a la historiadora María Josefa Sanz Fuentes y al director de Onda Cero en Asturias, José María de Rato
La Cofradía del Desarme celebra su VI Gran Capitulo, en el que nombra cofrades de honor al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, a la historiadora María Josefa Sanz Fuentes y al director de Onda Cero en Asturias, José María de Rato Alberto Morante

El presidente de la Xunta se atreve a entonar el himno de la Cofradía del Desarme en su nombramiento como cofrade de honor

24 oct 2018 . Actualizado a las 19:47 h.

A Asturias y Galicia les une mucho más de lo que les separa. Empresarios y políticos de las dos regiones han impulsado en las últimas semanas grupos de presión con el objetivo de defender los intereses de las dos comunidades, pero los vínculos entre las dos tierras son mucho más sólidos y antiguos. La gastronomía es uno de esos nexos, y de ello ha dado en Oviedo Alberto Nuñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia, que ha sido nombrado cofrade de honor de la Cofradía del Desarme. Durante su intervención, llena de guiños al buen comer, incluso se ha atrevido a cantar. La comida despierta pasiones, ya sea en Asturias o en Galicia.

La Cofradía del Desarme se fundó en el año 2012 en Oviedo y se presentó públicamente el 19 de octubre, coincidiendo con el día del Desarme, que es una tradición gastronómica de la ciudad que tiene sus orígenes en la primera mitad del siglo XIX. En ella se mezcla historia y leyenda, celebrando que los Liberales lograron desarmar a los Carlistas al servirles una copiosa comida que consta de tres platos, garbanzos con bacalao y espinacas, callos y arroz con leche.  El atuendo de dicha cofradía está formado por una chaqueta de cocinero, con el logo de la Cofradía que representa a un soldado de la época a caballo que en vez de espada blande una cuchara y un mandil azul. Así mismo el traje de los cofrades se complementa con un cucharón de madera y con un paño de cocina que se coloca del lado izquierdo en la cintura, cada uno con sus respectivos pines e insignias de otras Cofradías. 

Este año se ha celebrado el VI capítulo de la Cofradía del Desarme en Oviedo en el edificio histórico de la Universidad, más concretamente en la sala Severo Ochoa, donde no entraba un alfiler. Nadie ha querido perderse este homenaje que reivindica la gastronomía ovetense «un acto sencillo de hermandad que es sinónimo de pacificación y entendimiento» ha dicho uno de los cofrades. Buena muestra de la hermandad que proclaman son los premiados a miembro de honor, que este año han sido el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, la historiadora María Josefa Sanz Fuentes y el director de Onda Cero en Asturias, José María de Rato.  Feijóo se ha mostrado muy animado durante toda la ceremonia, incluso se ha atrevido a cantar, con la ayuda de un papel, el himno de la Cofradía, que fue presentado el año pasado y que este, fue cantado a ritmo de una gaita. 

Los cofrades han querido agradecerle al presidente su generosidad, ya que ha hecho un hueco en su apretada agenda, coincidente con los Premios Princesa para convertirse en miembro honorífico. Aún así, han resaltado que es una gran oportunidad para todos que el menú del Desarme coincida con esta celebración pues llegará a más personas de todos los lugares incluyendo a Galicia, ya que Feijóo se ha comprometido a llevar esta tradición a su tierra. Al recibir el título, se ha mostrado emocionado y divertido, pues en su discurso ha habido varios chascarrillos. «Vengo de una tierra que ustedes conocen muy bien que es buena de pródigos restauradores», ha dicho el presidente, muy orgulloso de sus raíces al hacer una comparativa entre Asturias y Galicia en la que ha afirmado que son culturas hermanas del buen comer, «la cocina es una firma de identidad que agrupa y une, un gallego como yo puede sentirse como en casa y completamente desarmado ante la hospitalidad de Asturias y Oviedo» ha dicho.

Por último ha querido acabar su discurso en tono de humor, pues ha afirmado que se ha tomado un Omeprazol por si las moscas, pues es un menú fuerte. «No se cuánto os gastáis los asturianos en Omeprazol pero puedo afirmar que los gallegos tomamos mucho. De hecho, en Galicia se gastan una media de treinta millones de euros en Omeprazol», ha afirmado haciendo de nuevo una reflexión sobre los platos norteños que son tan sabrosos como contundentes.