Oviedo

«Ni gente sin casa ni casas sin gente». Así recibían los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Oviedo a la Comisión Judicial encargada de hacer efectivo el desalojo de la joven pareja ovetense, padres de un bebé de 11 meses. Justo esta misma mañana el Juzgado de Instancia número 8 de Oviedo rechazaba la solicitud de suspensión de desahucio. A las 10:30 de la mañana los funcionarios judiciales llegaban al número 9 de la Avenida Torrelavega para proceder al cierre de la vivienda mientras miembros de la PAH ayudaban extraer la cuna y demás enseres del bebé frente al portal.

Hoy A.S.R., de 21 años, dormirá en casa de algún familiar o amiga, mientras que su marido, de 22, se irá con el niño a casa de su suegra, ya que ella misma asegura que no mantiene una buena relación con su familia política. El desahucio se ha hecho efectivo tras la denuncia del propietario por una deuda de 1.440 euros. La familia recibe desde diciembre 642 euros del salario social básico y no podía afrontar el pago del alquiler de la vivienda, que asciende a 370 euros. A.S.R recibió, hasta julio, una paga de 430 euros mientras esperaba el ingreso del salario que solicitó en febrero y le fue concedido el pasado mes. Se trata del segundo desalojo por impago de la familia, aunque en febrero abandonaron la vivienda situada en Fuertes Acebedo sin que el propietario llegase a interponer una denuncia.

La PAH había anunciado la presentación de una denuncia ante la ONU por vulneración de su derecho a una vivienda digna, así como el envío de un mensaje de correo electrónico dirigido el 28 de diciembre al Director General de Vivienda, Fermín Bravo, del que no han obtenido respuesta. La alternativa del Principado para la familia es el alojamiento temporal en un apartamento del alberge Cano Mata de Oviedo, algo que desde la plataforma consideran inviable dado que el lugar no acepta la estancia de niños«Para la demanda de vivienda social no hay ayudas de emergencia», denuncian desde la PAH y critican que el Principado carece de viviendas públicas para ofrecer en estos casos. «Se encuentran desbordados», aseguran.

«Cuando el pasado octubre nos llegó la primera notificación no recibí ningún tipo de asesoramiento por parte de los Servicios Sociales», asegura la joven. «Comencé a cobrar el salario social en diciembre, cuando ya me había llegado una segunda notificación y ya no había marcha atrás», lamenta. La familia cuenta con cinco días para recurrir.

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha asegurado que la familia ha rechazado el alojamiento provisional «al tener opción de acogida en su entorno familiar» mientras que, afirman, la solicitud entregada por la PAH esta mañana se admite que la razón se debe a que no reúne las condiciones de seguridad y estabilidad para desarrollar su proyecto vital. Desde el TSJA afirman que el salario social, el pago de atrasos y la ayuda de garantía energética percibida por la demandada no dan lugar a considerarla como vulnerable por razón económica.

Comentarios

Desalojan a la joven pareja y su bebé de 11 meses en La Tenderina