403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /alertas-asturias/index.htm on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80

«Nuestra música es más bien una experiencia interna que compartimos con nuestro público»

Alexander Hacke y Danielle de Picciotto estrenan «Crossroads», un espectáculo de cine mudo y música en directo que tendrá lugar el 15 de marzo en el Teatro Filarmónica

Alexander Hacke y Danielle de Picciotto
Alexander Hacke y Danielle de Picciotto

Oviedo

Llegan a Oviedo para presentar por primera vez en España su nuevo espectáculo de música y cine experimental. Alexander Hacke y Danielle de Picciotto han recreado sus diez años de vida nómada en una película muda elaborada por Picciotto y acompañada por temas de sus dos últimos discos. El resultado, un popurrí de imágenes, fotografías y dibujos procedentes de los distintos continentes que han recorrido, con una banda sonora ecléctica. Así será este actuación a cuatro manos que tendrá lugar el próximo 15 de marzo en el Teatro FIlarmónica a las 22:30 horas, en el marco de la Semana del Audiovisual Contemporáneo de Oviedo (SACO).

-Crossroads es el resultado de un viaje sin rumbo durante casi 10 años. ¿Cómo ha influido la vida nómada en su carrera?

-Danielle: Nuestro viaje no ha sido sin rumbo. Nos propusimos ampliar nuestro horizonte y aprender cosas que no podíamos aprender mientras estábamos sentados en casa. Ha cambiado nuestra vida en todos los sentidos. Hemos aprendido a vivir de manera más minimalista, a no preocuparnos por tener mucho dinero sino a preocuparnos más por nuestras almas. Hemos visto que la mayoría de los países enfrentan los mismos problemas y nos ha dado la sensación de estar conectados con el mundo. Nos ha enseñado a ser más pacientes. Hemos aprendido que nada es fácil, pero que el camino hacia un determinado objetivo puede ser tan interesante como el objetivo en sí.

-¿Cómo y por qué toman la decisión de dejar su hogar?

- Alexander: De vez en cuando tienes que dejar de contemplar tu situación y lamentar las circunstancias. Simplemente ya no éramos felices en Berlín, así que decidimos deshacernos de las cosas que nos pesaban, embarcarnos en un viaje y ejecutarlas. Este cambio radical desencadenó un proceso de transformación, que aún está en curso y probablemente continuará, incluso si finalmente nos establecemos en algún lugar.

-¿Es Crossroads una forma de evitar la monotonía y la forma tradicional de trabajar?

- Danielle: Crossroads es una película muda que hice con todo el material que creé en nuestro viaje. Es la historia de nuestros viajes con palabras habladas, pinturas, fotografías y vídeos que realicé a nivel internacional. Siento que nuestro mundo se encuentra en una encrucijada y que es muy importante el camino que todos decidamos tomar. Lo mismo ocurre con nuestra vida privada. Sentimos que estamos en una encrucijada personal; tratando de decidir qué dirección tomará nuestra vida. De esta manera, el cine mudo es un proyecto muy personal pero también universal.

-¿Qué conclusiones han obtenido después de casi diez años de vida nómada?

-Alexander: ¡El hogar es donde está el corazón, justo aquí, dentro de mi caja torácica!

-Durante estos años han viajado por Europa, Norteamérica, Australia y México. ¿Influye esta mezcla de culturas y tradiciones en el curso de su proyecto?

-Danielle: Todo lo que experimentamos en el camino nos influye de alguna manera. Pero como artista es importante tomar las experiencias que te influyen y convertirlas en una visión personal. El resultado es nuestra música y nuestras actuaciones.

-La música va unida a la película muda que muestra su viaje. ¿Podría sobrevivir el concierto sin las imágenes?

-Danielle: La música que reproducimos en mi película muda son piezas de nuestros dos últimos álbumes porque todo lo que hacemos es parte de la imagen más grande.

-¿Es la música experimental un género poco valorado?

-Alexander: A la mayoría de las personas les gusta sentirse estimulados, reconfortados y entretenidos superficialmente por la música, lo que ayuda a mantener un estado de negación. Esto es generalmente subvalorar la forma de arte, por supuesto. La música tiene la capacidad de empoderarte, de abrir canales de percepción, permitiéndote explorarte a ti mismo y tu relación con el mundo. Para ir en ese viaje, para salir de la zona de confort, o para desafiar cualquier experimento, la corriente principal lo considera inquietante, por lo que prefieren que su música sea predecible.

-Ambos tocan muchos instrumentos, ¿cuántos pueden escucharse en Crossroads?

-Alexander: Danielle toca el violín, el hurdy-gurdy y el auto-arpa, mientras yo toco un bajo eléctrico de seis cuerdas, toco el tambor y opero las fuentes de sonido electrónico.

- En el sitio web de Saco puede leer «Sus conciertos son intensos, por decirlo suavemente». ¿Cómo los definirían?

- Danielle: Nuestras audiencias a menudo están muy conmovidas por lo que hacemos porque todos nuestros temas son universales. Somos muy honestos en nuestra música y en nuestras letras y, a veces, las personas lloran de alegría o tristeza. No consideramos nuestro entretenimiento musical, sino más bien una experiencia interna que compartimos con nuestro público.

-¿Tienen una visión similar de la música?

- Alexander: Estamos de acuerdo en que no nos gusta la mediocridad, la ignorancia y la cobardía. Para empezar, nuestros gustos son bastante eclécticos, por lo que tenemos que aplicar parámetros que superen cualquier restricción de género y estilo. Pero sí, estamos hablando con una sola voz unificada en nuestro trabajo. Sin lograr eso cualquier colaboración sería discutible.

-Durante el proceso de composición, ¿tiene cada uno su función marcada? ¿Cómo es el proceso de composición a cuatro manos?

-Danielle: Hemos descubierto lo que cada uno de nosotros hace mejor y eso es en lo que cada uno se concentra. Somos muy diferentes y funciona perfectamente creando algo muy inusual.

-Alexander, sus proyectos con Danielle no son un impedimento para su carrera en Einsturzende Neubaten, de la cual usted forma parte desde hace 39 años. La banda no ha dejado de cambiar desde su creación, ¿podría clasificarla ahora en algún estilo musical?

-Alexander: A diferencia de mi estilo favorito de yoga metal, probablemente podría llamarlo lounge punk, mientras que otros podrían clasificarlo como bajo burlesque industrial. Pero, aparte de las burlas, no considero que sea mi vocación clasificar, ese es el trabajo de los periodistas y si estuviera en posesión de dicha información, se clasificaría estrictamente.

-¿Qué clase de cine y música soléis consumir y cuáles son vuestros músicos y directores favoritos?

-Danielle: Me gusta el surrealismo mágico en todas las áreas. Los directores que me gustan son Alejandro Jodorowsky, Wes Anderson, David Lynch, Jim Jarmush y Emir Kusturica. En música me gustan Arvo Pärt, Ennio Morricone, Julia Kent y Michaela Melian.

-Alexander: Para mí, Roma es una de las mejores películas recientes, pero también me gustan las de Anderson, PT, Wes y Roy, aunque dice algo diferente, las Coen tampoco están mal y luego hay todo un panteón de Clásicos, por supuesto, de Malick a Russel, de Coppola a Frears. Musicalmente estoy por todas partes como se mencionó: Me gusta Power Trip, Lana Del Rey, Suicide, Jozef Van Wissem, ZZ Top, Krishna Das, Portal, Kendrik Lamar, Weyes Blood, Sacred Harp cantando, OM ... Todo tipo de verdad.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

«Nuestra música es más bien una experiencia interna que compartimos con nuestro público»