PP y Ciudadanos llevan al popular Canteli hasta la alcaldía de Oviedo

El candidato ha tomado posesión en un pleno en el que tanto PSOE como Somos Oviedo ha arremetido con dureza contra el pacto de última hora y el regreso de los populares

Alfredo Canteli jura su cargo como alcalde de Oviedo
Alfredo Canteli jura su cargo como alcalde de Oviedo

Oviedo

Alfredo Canteli es el nuevo alcalde de Oviedo. Los ocho votos del Partido Popular, los cinco de Ciudadanos ha sumado los apoyos que han devuelto a los populares la alcaldía que ocuparon durante 24 años, antes de los cuatro del tripartito PSOE-Somos-IU encabezado por Wenceslao López, cuyo mandato acaba de expirar. Poco después de las 18,00, Canteli remataba un discurso en el que ha recordado especialmente a sus predecesores en el cargo y ha anunciado «un nuevo capítulo para el futuro de Oviedo» y la necesidad de convertirla en «la ciudad soñada de las oportunidades». Las candidaturas presentadas por el PSOE, con el saliente Wenceslao López, y Somos Oviedo-Podemos, con Ana Taboada, han obtenido el respaldo de sus respectivos grupos. Rosa Coto, la única edil de Vox, ha optado finalmente por la abstención a pesar de que había anunciado su apoyo al PP en días precedentes.

En sus palabras ante el plenario en una sesión donde no han faltado las acusaciones de calibre y los rostros muy serios entre las bancadas de la izquierda, el nuevo alcalde ha esgrimido la «legitimidad» de haber obtenido «el mayor respaldo de los vecinos» y el una lectura de los resultados electorales como «inequívoco» síntoma de que «quieren cambios». «La candidatura que encabezo es la elegida», ha señalado Canteli, quien ha agradecido a quien será su vicealcalde, Ignacio Cuesta, de Ciudadanos, el apoyo recibido para dar «estabilidad» a un proyecto de «modernización» de la ciudad en el que se salde «la deuda histórica de infraestructuras» y Oviedo recupere su «brillo de ciudad» y se convierta en «referencia en la creación de empleo y dinamismo económico» así como en los aspectos culturales y turísticos.

Por otra parte, el ya alcalde de Oviedo ha replicado a las duras intervenciones de los grupos de la oposición, y en particular a las de su predecesor Wenceslao López, que su llegada al cargo se produce desde una trayectoria profesional «marcada por la honestidad y la honradez». Respondía así a las acusaciones del exregidor socialista contra la gestión municipal en Oviedo del PP, que ha descrito como «mercaderes de lo público» y responsables de «un expolio y despilfarro de al menos 470 millones de euros». Asimismo ha arremetido contra Ciudadanos acusando a su representante de «mentir e insultar a la inteligencia de los ovetenses» al afirmar que «trae el cambio apoyando al PP» y acusar a los naranjas de «complicidad» con los populares y «blanquear la basura» de la mala gestión del PP en la ciudad. «Donde Ciudadanos dice "regenerar" significa degenerar», ha remachado López ,que ha recordado que la lista del PSOE fue «premiada» con tres concejales más por los ciudadanos, frente al descenso en dos concejales del PP en «el peor resultado de su historia» en la capital asturiana.

Por su parte, Ignacio Cuesta, en clave ya de vicealcalde, ha defendido la necesidad de reactivar «una ciudad paralizada» que reclamaba «un cambio de rumbo» y ha justificado su pacto en «imperiosa necesidad de un gobierno estable y sólido» tras «una semana de intensas y complejas negociaciones». Ha subrayado además la voluntad de su partido de esquivar a la «extrema izqueirda bolivariana» partidaria de «un régimen comunista de la peor especie» y de una «extrema derecha que atenta contra los valores constitucionales más arraigados». Desde esa posición ha adelantado la puesta en marcha «con carácter inmediato» de 150 medidas «planificadas y presupuestadas» para «revertir la situación de esta ciudad y recuperar la ilusión».

No ha dejado de aludir Ignacio Cuesta a las «calumnias, infamias e injurias» desde que «en la tarde noche de ayer se anunció el acuerdo». «No me van a encontrar en ese terreno, no es mi forma de hacer política», ha añadido, sin embargo. Del mismo modo, ha hecho notar las presiones que, según Cuesta, se han vivido en el proceso negociador, desvinculando lo sucedido en Oviedo de cualquier pacto en la escala autonómica. «Si alguien en instancias supramunicipales en alguna ocasión pensó que se podría quebrar la voluntad y compromiso de los afiliados a cambio de unos puestos fuera del ámbito de esta ciudad es que no se conoce este partido», ha proclamado.

 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

PP y Ciudadanos llevan al popular Canteli hasta la alcaldía de Oviedo