López pide a Barbón que no hable con Ciudadanos y Vázquez se desliga del pacto en Oviedo

La Voz

ASTURIAS

Juan Vázquez e Ignacio Cuesta
Juan Vázquez e Ignacio Cuesta J.L.Cereijido

El alcalde ovetense en funciones pide que Barbón excluya a los naranjas de las negociaciones por el Gobierno regional y el exrector deslinda las conversaciones municipales y las autonómicas

15 jun 2019 . Actualizado a las 16:06 h.

El todavía alcalde de Oviedo, el socialista Wenceslao López, ha señalado este sábado que el pacto entre Ciudadanos y PP con el que los populares volverán a gobernar la capital asturiana está «basado en la indecencia» y ha pedido que se excluya a la formación naranja de acuerdos a nivel autonómico. López ha hecho estas afirmaciones horas antes del pleno municipal en el que el popular Alfredo Canteli recuperará para su partido el gobierno de la capital asturiana merced a un acuerdo con Ciudadanos, que contará también con el apoyo de Vox, tras cuatro años de mandato de PSOE, Somos e IU. Asimismo, ha relatado que una vez «cocinado» el acuerdo entre PP y Ciudadanos -«santificado en Madrid» por la dirección del partido naranja-, Cuesta le telefoneó a las 18:30 horas de ayer -dos horas antes de hacer público su pacto con los populares- para plantearle «por primera vez» la posibilidad de que le apoyasen como alcalde.

A su juicio, la actuación de Ciudadanos debe «afectar clarísimamente» a los acuerdos en el ámbito autonómico dado que se han alineado «con un partido -el PP de Oviedo- cuyo carné de identidad es la indecencia»- y por tanto deberían quedar «descalificados» de pactos con el PSOE en Asturias y que así se lo ha trasladado al futuro presidente del Principado, Adrián Barbón.

Antes de asistir a una asamblea del PSOE convocada inicialmente para ratificar un hipotético acuerdo de gobierno con Ciudadanos, el todavía alcalde ha calificado el de hoy de «día triste para Oviedo» dado que la formación naranja ha optado «por meterse de lleno en la basura de una gestión indecente» como lo fue, a su juicio, la realizada por el PP en la ciudad entre 1991 y 2015. «Les he avisado de dónde se metían, pero Ciudadanos, donde dice regeneración quiere decir degeneración, y va a traicionar a sus votantes» con su apoyo a un PP como el de Oviedo cuya gestión supuso «la mayor destrucción de lo público» llevada a cabo en cualquier ayuntamiento de España, ha enfatizado.