Cuesta: «Hay pocas diferencias con el PP, pero tenemos que hablar de temas como el Cristo-Buenavista»

OVIEDO

Ignacio Cuesta, candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Oviedo
Ignacio Cuesta, candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Oviedo Tomás Mugueta

El líder de Ciudadanos se muestra «muy satisfecho» con el reparto de concejalías

20 jun 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Ignacio Cuesta ha tenido durante casi tres semanas la llave del Ayuntamiento de Oviedo. Los cinco concejales obtenidos en las pasadas elecciones municipales le permitieron negociar con PP y PSOE la configuración del nuevo equipo de gobierno. Finalmente, se decantó por los populares -juntos suman mayoría absoluta-, y esa posición de fuerza le valió para conseguir un suculento botín en forma de concejalías. Sobre el papel son dos, pero en la práctica cuatro: Urbanismo, Infraestructuras, Cultura y Educación. El líder de la formación naranja, que será el próximo vicealcalde de la capital, sostiene que la sintonía con Canteli es total y fruto de ese pacto han adoptado 150 medidas con las que aspiran a «recuperar Oviedo». También reconoce alguna diferencia, como en el Cristo- Buenavista o en el martillo de Santa Ana, aunque se muestra convencido de que llegarán a un acuerdo. Estas son las líneas maestras de sus planes para los próximos cuatro años.

-Finalmente serán dos concejalías. ¿Satisfecho con el reparto?

- Son dos concejalías pero que en realidad son cuatro. Hay que matizar, porque si cogemos las áreas anteriores son cuatro concejalías. Más allá de eso, estamos satisfechos porque no es una cuestión numérica sino de conseguir la mejor organización posible para que esto saliera adelante. Unes Educación con Cultura y Urbanismo con Infraestructuras. Creemos que es un buen acuerdo y lo importante es conseguir una organización armónica que permita un trabajo coordinado.

-El PSOE le había ofrecido que eligiera las áreas que quisiera. ¿Cree que habría podido conseguir más con los socialistas?

-Hemos alcanzado un buen acuerdo sobre todo desde el punto de vista programático, que era lo que nos importaba. Esas 150 medidas acordadas son necesarias para que Oviedo cambie de rumbo. En ese sentido, estamos muy satisfechos con el acuerdo.

-Insiste en que había más similitudes programáticas con el PP que con el PSOE. Si había tanta sintonía. ¿Por qué no hubo acuerdo hasta el último día?

-Nuestra organización tuvo conversaciones en un inicio con el PP. Las conversaciones con el PSOE fueron muy al final. Fueron también sobre la base programática y hablamos de las coincidencias y divergencias entre programas. Constatamos que había diferencias importantes para nosotros. Ya lo hemos dicho. Por ejemplo, el tema de la cooficialidad del bable o el tema impositivo. Queremos eliminar el IBI diferenciado, algo que también llevaba el PP en su programa y no el PSOE.

-¿Hubo presiones de Madrid o tuvieron libertad para negociar?

-Siempre estuvimos en comunicación con Madrid, lógicamente Cuando llegamos a un acuerdo lo llevamos a Madrid. En el comité autonómico de pactos se planteó la posibilidad de hablar con el PSOE y PP, aunque siguiendo los acuerdos del comité ejecutivo nacional el socio prioritario era el PP y solo excepcionalmente el PSOE. Nosotros priorizamos esa vía porque era la que marcaba el comité nacional y en Oviedo era posible.

«No voy a hacer referencia a conversaciones privadas, pero lo que dice Wenceslao López no es verdad»

- Wenceslao López sostiene que usted le llamó a las 18.30 para preguntarle si le apoyaría si se presentase a la investidura. ¿Fue así?