Oviedo recorta gastos e inversiones por 32,8 millones

Economía aprueba un Plan Económico Financiero para ajustar el presupuesto y cumplir la ley de gasto y la de estabilidad

Javier Cuesta, concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo
Javier Cuesta, concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo

Oviedo

La Comisión de Economía del Ayuntamiento de Oviedo ha dado luz verde a un plan económico financiero que obliga a ajustar en 32,8 millones el presupuesto, mayoritariamente en el capítulo de inversiones, para adaptar las cuentas y cumplir así la ley de gasto y la de estabilidad.

El concejal de Economía, Javier Cuesta, ha explicado que el equipo de gobierno de PP y Ciudadanos se ha visto obligado a declarar como «indisponibles» estas partidas como consecuencia de la «irresponsabilidad» del anterior gobierno del tripartito y toda vez que el presupuesto fue aprobado en déficit e incumpliendo la regla de gasto, informa EFE. El edil ha lamentado que el gobierno tripartito diese de paso las cuentas cuando un informe elaborado por la Intervención municipal ponía de manifiesto el incumplimiento de estos parámetros legales.

Unido a ello, ha advertido de que este plan económico debería haberse aprobado en un Pleno municipal celebrado en abril, si bien el tripartito no lo hizo «en tiempo y forma», lo que supone, a su juicio, «un auténtico ejercicio e irresponsabilidad llevado al extremo». El concejal ha acusado a su antecesor en el cargo, Rubén Rosón, de «mentir descaradamente a los ciudadanos» cuando anunció que los de 2019 sería los «mayores» presupuestos de la historia de Oviedo. «Por saltarse la ley en cuatro años, nos encontramos en esa situación», ha denunciado.

Cuesta ha afirmado que el nuevo gobierno municipal ha procedido a regularizar esta situación para lo que se ha visto obligado a realizar un ajuste de 32,8 millones de euros, de los que casi 31,5 millones son inversiones y cerca de 1,5 millones, del capítulo de personal.

Esto afectará, ha explicado, a gran parte de los proyectos que no han sido licitados, como el bulevar de Santullano, mejoras en edificios municipales, en centros sociales y deportivos, reformas en zonas verdes y caminos vecinales y la adquisición de locales. «Las obras que quedan sin ejecutarse este año son las mismas que dejó en un cajón Rosón», ha recalcado Cuesta, quien ha avanzado que próximamente el gobierno local presentará un plan de actuaciones «urgentes» en barrios y zonas rurales.

El objetivo del nuevo gobierno es diseñar un presupuesto para 2020 que permita que la situación económica del Ayuntamiento vuelva «a la normalidad y a la legalidad presupuestaria» y atienda las «necesidades de la ciudadanía». Su intención es que ese presupuesto esté aprobado el 1 de enero.

Comentarios

Oviedo recorta gastos e inversiones por 32,8 millones