Una empresa gallega compra suelo en Ciudad Naranco para levantar dos nuevos edificios

La compañía solicita la liciencia de obra en el ayuntamiento y construirá 101 viviendas en Padros de Lafuente

Ubicación de los nuevos edificios de Ciudad Naranco
Ubicación de los nuevos edificios de Ciudad Naranco

Oviedo

En Ciudad Naranco las excavadoras funcionan a pleno rendimiento. En estos momentos hay dos inmuebles en construcción: un bloque de edificios en la calle Compostela y un centro deportivo en una parcela del colegio Loyola. Y, si nada se tuerce, en los próximos meses comenzarán a levantarse dos nuevos edificios residenciales. La empresa Avantespacia acaba de comprar dos parcelas en Prados de La Vega y la intención de la compañía de origen gallego es comercializar 101 viviendas. 

Avantespacia es la inmobiliaria de Interavante. Con esta operación de compra, la empresa desembarca en Asturias. Según indican desde la propia compañía, acaban de adquirir dos parcelas al noroeste de la ciudad, al pie del monte Naranco y a un paso de la Pista Finlandesa. Se trata de terrenos que suman una edificabilidad total de 11.658 metros cuadrados y su intención es impulsar una urbanización conjunta compuesta por dos edificios de arquitectura moderna de 58 y 43 viviendas y de 5 alturas. La urbanización estará cerrada y se completará con zonas verdes, área infantil, piscina y pista de padle.

Este primer desarrollo en Oviedo está pendiente de la obtención de licencia para arrancar la comercialización y construcción. La empresa no ha concretado plazos, pero ha reconocido que ya ha solicitado los permisos para iniciar la actividad. Una vez obtenidos, la inmobiliaria detallará sus intenciones y hará público su calendario de obras.

El grupo de Avantespacia opera en el sector inmobiliario, el hotelero, el agroalimentario y en el de la enería. Además de en varias comunidades españolas, tiene presencia en Marruecos, México, Brasil, Panamá, República Dominicana, Canadá, Alemania y Rumanía y genera más de 800 empleos directos.

Comentarios

Una empresa gallega compra suelo en Ciudad Naranco para levantar dos nuevos edificios