Anabel Santiago denuncia que es víctima de una persecución política del bipartito

La Voz REDACCIÓN

OVIEDO

La portavoz de Somos Oviedo, Ana Taboada, y la edil Anabel Santiago
La portavoz de Somos Oviedo, Ana Taboada, y la edil Anabel Santiago

La concejala de Somos afirma que sufre denuncias falsas de suplantación de identidad en redes, comentarios machistas y que le han rayado hasta el coche. El ayuntamiento quiere abrir un expediente sancionador por los contratos firmados como cantante

20 ene 2020 . Actualizado a las 14:57 h.

La concejala de Somos en el Ayuntamiento de Oviedo, Anabel Santiago, ha denunciado la situación «insostenible» que está sufriendo. Dice ser víctima de una persecución política por parte del gobierno bipartito. Anabel Santiago dice haber recibido amenazas desde que se hizo público que sería la número tres de la lista con la que Somos Oviedo concurrió a las elecciones municipales del mes de mayo. Santiago ha recalcado que decidió presentarse como independiente y, desde ese momento, asegura que comenzaron a llegarle «advertencias» desde el entorno del PP. «Advertencias donde se me dice que desista», ha detallado. En palabras de la edil de Somos, el mensaje fue «claro» y «contundente», «trabajas como profesora en la Escuela de Música Tradicional de Oviedo y también tu carrera artística se puede ver afectada. Piénsatelo bien».

Según ha explicado, las «advertencias» se repiten una vez que sale elegida como concejala. «Atacan por la parte de la compatibilidad. No era posible que la profesora de canto de la Escuela Tradicional de Música de Oviedo fuera también concejala a la vez. Lo mejor que podría hacer, según ellos, era dejar mi aventura política», ha argumentado, pero el también edil de Somos Oviedo, Rubén Rosón, retomó la carrera de Medicina renunciando a la liberación, por lo que Santiago solicitó una excedencia, además de la liberación parcial, para realizar las labores como concejala.

A partir del momento en el que recogió el acta, dice que comenzaron las represalias con el bloqueo de sus redes sociales, tras recibir denuncias masivas por suplantación de identidad. «Difícilmente puedo suplantar mi identidad cuando yo misma llevo mis redes sociales», ha declarado. A este hecho se añade que recientemente, el pasado 8 de enero, su coche apareció rayado en el estacionamiento en el que suele aparcar todas las mañanas. Además, ha dicho que está «cansada» de escuchar comentarios de índole machista. «Esto ya no es una crítica política, se ha convertido en una crítica personal por ser política, por ser mujer y por ser artista», ha señalado.