El ayuntamiento recolocará en febrero las placas de cuatro calles franquistas retiradas por el tripartito

El bipartito deberá reponer los rótulos por orden judicial. La Hermandad de Defensores de Oviedo valora emprender acciones legales contra los responsables de PSOE, IU y Somos por el cambio de denominación

Un operario trabaja en la sustitución de la placa de la calle 19 de Julio, en el centro de Oviedo, en aplicación de la ley de Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Oviedo
Un operario trabaja en la sustitución de la placa de la calle 19 de Julio, en el centro de Oviedo, en aplicación de la ley de Memoria Histórica por parte del Ayuntamiento de Oviedo

Oviedo

El Ayuntamiento de Oviedo ha anunciado que repondrá las nueve placas del callejero que fueron eliminadas por el tripartito en aplicación de la Ley de Memoria Histórica a principios de febrero, según ha comunicado la Hermandad de Defensores de Oviedo, que valora emprender acciones legales contra los responsables de PSOE, IU y Somos por el cambio de denominación.

La Hermandad de Defensores ha advertido que de estará «atenta» para que el ayuntamiento cumpla «íntegramente» la sentencia que anula el cambio de nombre de varias calles de la ciudad. El colectivo sostiene que actualmente está valorando la posibilidad de iniciar acciones contra los miembros del anterior equipo de gobierno del tripartito por si hubieran podido incurrir en los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos.

La Hermandad está personada en la causa que se sigue en un juzgado de Oviedo y el consistorio ovetense le ha trasladado que las nueve placas serán repuestas entre los días 3 y 5 de febrero en aplicación del segundo requerimiento que realizó el juzgado. La intención del ayuntamiento es reponer las 12 placas con su denominación anterior, si bien de éstas nueve están aún en proceso de reparación y el taller especializado encargado de su adecuación las entregará el próximo 31 de enero, informa EFE. Las otras tres placas restantes de bronce están «destrozadas», según el consistorio, por lo que precisarán una nueva fundición por lo que no estarán listas hasta dentro de dos meses, como plazo máximo.

El ayuntamiento tendrá que notificar todas las variaciones a los 2.000 vecinos afectados, al Censo Electoral, Instituto Nacional de Estadística y a proveedores de servicios, entre otros, así como modificar tanto el callejero como el padrón municipal. El coste directo de reparación y fabricación se aproxima a los 6.000 euros, a los que hay que sumar los costes de colocación y los originados en papelería, cartelería y otros de particulares, empresas y administraciones.

Comentarios

El ayuntamiento recolocará en febrero las placas de cuatro calles franquistas retiradas por el tripartito