La Fiscalía dice que la paliza al promotor no fue un «caso aislado»

La acusación considera que hay un «patrón» de delitos similares en León como una trama para asaltar a «gente rica»

Audiencia Provincial de Oviedo
Audiencia Provincial de Oviedo

La paliza que recibió un promotor inmobiliario en Oviedo tras ser encañonado, amordazado y maniatado junto a su esposa y su asistenta en su domicilio en 2015 siguió «un idéntico patrón» a otros delitos similares en León y no era un caso «aislado» el hecho de que personas encapuchadas sometieran a vigilancias a «gente rica» a la que amedrentaban para robarles, según la Fiscalía.

El Ministerio Público se ha expresado durante el juicio celebrado este miércoles en la Audiencia Provincial de Oviedo contra los cinco acusados por esos hechos aunque solo ha formulado acusación contra la pareja formada por Francisco Manuel S.G., para el que pide diez años de prisión por los delitos de robo con fuerza en casa habitada y lesiones, y por Gloria M.R., para que la solicita dos años por encubrimiento.

La acusación pública ha considerado que la prueba indiciaria es «suficiente» para imputar a la pareja ante los vestigios hallados en la vivienda, donde se encontraron restos de cinta americana y bridas que fueron utilizadas para maniatar y amordazar a las víctimas y las huellas halladas en los envoltorios donde se guardaron diversos efectos producto del robo.

Sin embargo, entiende que no hay pruebas contra los otros tres acusados, que se han sentado en el banquillo de la Sección Segunda de la Audiencia tras ser imputados por la acusación particular que ejerce el matrimonio formado por el promotor César Z.P. y Yolanda F.P.

La acusación particular ha mantenido su petición de penas de hasta once años de prisión para cuatro de los acusados: Francisco Manuel S.G.; Gloria M.R.; Javier G.D., propietario de un gimnasio en Oviedo y el empresario Julio Arturo F.A., que según las víctimas disponía de planos de la vivienda al haber hecho obras de mantenimiento en el piso, mientras que ha retirado la acusación contra el quinto acusado, Levi R.C.

Por su parte las defensas han interesado la libre absolución de todos los acusados.

La fiscal ha explicado que el matrimonio ovetense fue asaltado por cuatro personas encapuchadas y armadas que utilizaron bridas, cintas americanas y guantillas usadas habitualmente en la práctica de artes marciales en su domicilio de la Avenida Lisboa, en Oviedo, el 10 de diciembre de 2015,

Ha relatado que la Policía recibió un anónimo donde se hablaba de un grupo organizado que se dedicaba a vigilar a «gente rica» que tenía casas en Asturias y facilitaba la dirección de un domicilio ubicado en Villabona, donde residía la acusada Gloria M.R. y en el que supuestamente se guardaban los efectos robados.

El juicio se ha desarrollado a lo largo de cuatro sesiones y, antes de los informes de conclusiones definitivas, han declarado cuatro policías como peritos que han ratificado que en el registro de dicha vivienda se recogieron dinero y relojes y se encontraron ocho huellas con valor identificativo en unos envoltorios que contenían diversos efectos.

El estudio de las huellas localizadas en uno de los filmes que envolvían los objetos reveló que cuatro de ellas se correspondían con las de Gloria M.R. mientras que otros dos guardias civiles han ratificado que hallaron una quinta huella en una bolsa con «multitud de efectos» en otro registro en la vivienda y que también pertenecía a la acusada; informó EFE.

Tags
Comentarios

La Fiscalía dice que la paliza al promotor no fue un «caso aislado»