Trifulca política por el Corredoria Arena

El portavoz del PSOE, Wenceslao López, acusa al bipartito de estar haciendo «todo lo posible» para que los adjudicatarios de la obra se vayan sin cumplir sus obligaciones. El PP niega los hechos y acusa a los socialistas de mentir con desfachatez

Los concejales Ricardo Fernández, Wenceslao López y Ana Rivas.
Los concejales Ricardo Fernández, Wenceslao López y Ana Rivas.

El portavoz del PSOE de Oviedo, Wenceslao López, ha acusado al equipo de Gobierno de estar haciendo «todo lo posible» para no exigir responsabilidades a los adjudicatarios del Bulevar de Santullano, a los que quiere indemnizar para que se vayan sin cumplir sus obligaciones contractuales, y del Corredoria Arena, en un intento «evidente de que los responsables de una obra con defectos constatados se vayan de rositas». El edil del PP Gerardo Antuña ha respondido y ha acusado al PSOE de mentir con desfachatez sobre el Corredoria Arena.

En el caso del Bulevar de Santullano, ha recordado que su grupo ya alertó en el mes de julio de la «actitud temeraria» del bipartito al anunciar su intención de no llevar a cabo un proyecto con un contrato vigente, que acabó confirmándose con la rescisión el 29 de enero. Sin embargo, el equipo de Gobierno le comunicó ayer en la Comisión de Economía que «todavía no hay propuesta de resolución del contrato del Bulevar», en respuesta a la petición de la formación socialista de unos informes de Contratación, Intervención y Secretaría General relativos a la resolución del contrato. Acerca de estos informes, ha subrayado que deben presentarse con carácter previo a la propuesta de resolución del contrato, por lo que el Grupo Municipal Socialista reclamará directamente al secretario y al interventor municipal que les hagan llegar estos documentos, ha apuntado López.

Respecto al proyecto del Corredoria Arena, ha acusado al equipo de Gobierno de pedir «infinitos informes para tratar de demostrar una supuesta prescripción del derecho del Ayuntamiento a exigir responsabilidades a la empresa», que llevó a cabo un proyecto que a los tres meses de ser inaugurado ya sufrió inundaciones en la pista polideportiva. En este sentido, ha explicado que el Gobierno municipal argumenta que el informe que refleja las deficiencias data del 22 de septiembre de 2015, por lo que el consistorio no podría pedir responsabilidades al haber pasado más de cuatro años.

No obstante, López ha subrayado que existe un informe de mayo de 2016 que califica al Corredoria Arena como «ruina funcional», un caso en el que la ley establece que la prescripción es de 15 años, por lo que el Ayuntamiento dispondría de 5 años más para reclamar a la empresa responsable. Por último, ha recordado la multitud de trabas que tuvo que afrontar el anterior equipo de Gobierno en este asunto, iniciando dos procedimientos de responsabilidad contractual que caducaron por la falta de informes por parte de las empresas encargadas, que trataron de alargar los procedimientos en busca de la prescripción, informó EFE.

Por su parte, el concejal de Contratación y Servicios Básicos de Oviedo, Gerardo Antuña ha criticado este viernes la «desfachatez» y las mentiras del portavoz socialista, Wenceslao López, respecto al Corredoria Arena. Antuña ha defendido que ha sido el actual equipo de Gobierno el que ha puesto rigor en la gestión de este asunto tras la inacción del tripartito, que tuvo «parado un año entero en la Concejalía de Economía» el expediente de responsabilidad contractual de la UTE encargada de la construcción de este equipamiento deportivo, algo de lo que ha responsabilizado al anterior responsable del área, Rubén Rosón.

Además, ha subrayado que el anterior Gobierno municipal adjudicó en 2018 el contrato de redacción del proyecto pero no lo envió a Contratación, «que es lo mismo que no hacer nada». En cambio, ha resaltado que el actual equipo de Gobierno ha llevado este proyecto al Plan de Inversiones para 2020, ha concluido Antuña. 

Comentarios

Trifulca política por el Corredoria Arena