Luz verde para que Oviedo impulse su candidatura a ser Patrimonio de la Humanidad

La propuesta ha salido adelante con los votos a favor de PP, Ciudadanos, Somos Oviedo y Vox, y con la abstención del PSOE, después de que no fuese admitida ninguna de las ocho enmiendas propuestas

La plaza del Fontán antes de su restauración
La plaza del Fontán antes de su restauración

El pleno municipal del Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado este martes la propuesta de Vox para el impulso de la ciudad como Patrimonio de la Humanidad, un compromiso del consistorio para potenciar los monumentos ya declarados, con una señalización adecuada, y a impulsar acciones que permitan que la ciudad en su conjunto obtenga esta distinción.

La propuesta ha salido adelante con los votos a favor de PP, Ciudadanos, Somos Oviedo y Vox, y con la abstención del PSOE, después de que no fuese admitida ninguna de las ocho enmiendas propuestas por su formación.

La portavoz de Vox, Cristina Coto, ha defendido que Oviedo reúne las condiciones para ser considerada como Patrimonio de la Humanidad, un proyecto «ilusionante» que podría abanderar el Camino Primitivo.

No obstante, ha incidido en la necesidad de destinar más recursos al Oviedo monumental, que actualmente está «muy deteriorado» por culpa de la «profunda discriminación cultural» del Gobierno regional, que destina «cuatro veces menos recursos a esta joya que al Niemeyer de Avilés o a la Laboral de Gijón».

Esta iniciativa ha contado con el respaldo del PP, cuyo concejal Gerardo Antuña ha valorado la presentación de una propuesta «política, pero no partidista» y que contribuirá a «mejorar el orgullo ovetense, la denominación de ciudad y el atractivo turístico que tiene de por sí».

Para el grupo popular, esta aprobación supone el pistoletazo de salida a un proyecto en el que habrá que trabajar «concienzudamente» desde el equipo de Gobierno y la oposición, para llevar a cabo una propuesta sólida.

Por su parte, el concejal de Cultura, José Luis Costillas, ha coincidido con Coto en que Oviedo reúne «muchas características que le hacen acreedor de este reconocimiento», que supondría una «herramienta importante» para la conservación de estos bienes culturales.

En este sentido, ha asegurado que su formación «es consciente de los cambios que hay que hacer para obtener este distintivo», unas modificaciones en las que pondrá todo su esfuerzo, ya que «los beneficios serán muy superiores».

El concejal socialista Diego Valiño ha recordado que Oviedo ya intentó obtener esta distinción en el año 1998, una candidatura que no fructificó porque «el casco histórico fue descartado tras el derribo de El Fontán».

Por este motivo, la formación socialista ha presentado ocho enmiendas para que «no se repitan los mismos errores», y en las que solicita que solo se incluya en la petición al Oviedo Redondo, que alberga dos pilares como la Cámara Santa o el Camino Primitivo, y la zona industrial, con baluartes como las fábricas de armas de La Vega y Trubia y la Fábrica de Gas.

También ha propuesto una enmienda, aunque a la totalidad, el grupo Somos Oviedo, al entender que el texto está «lleno de incongruencias» y redactado «a la carrera y sin el rigor necesario», ha apuntado la edil Anabel Santiago.

Para corregir estos fallos, la formación morada propone que se ajuste la petición a cascos antiguos y monumentos en lugar de a la ciudad al completo, y que se descarten proyectos como la Ronda Norte, que «parte por la mitad al Camino Primitivo y daña el entorno del Naranco».

Esta enmienda, así como las planteadas por la formación socialista han sido rechazadas por el resto de grupos, que han aprobado el texto presentado por Vox con la única abstención del PSOE.

Por qué la Unesco ya rechazó una vez que Oviedo fuera Patrimonio Mundial

D.R.
Iglesia y Convento de San Francisco, derribados en 1902 para levantar el edificio de la Diputación. Uno de los muchos edificios históricos desaparecidos en Oviedo
Iglesia y Convento de San Francisco, derribados en 1902 para levantar el edificio de la Diputación. Uno de los muchos edificios históricos desaparecidos en Oviedo

El organismo añadió en 1998 tres monumentos prerrománicos a su lista pero no consideró viable la declaración del casco antiguo

Oviedo ya se planteó en 1998 solicitar la declaración de Patrimonio de la Humanidad (o Patrimonio Mundial) a la Unesco. El proyecto, que nació de la mano del gobierno municipal de Gabino de Lorenzo y que gestionó entonces la concejala Alicia Castro Masaveu, se redujo finalmente a la ampliación de la declaración a los monumentos prerrománicos que aún no estaban incluidos en el catálogo. San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco ya lo eran desde 1985.

Aunque el merecido reconocimiento que recibieron Santullano, la Cámara Santa de la Catedral y la fuente de Foncalada fue un notable éxito, la idea inicial del ayuntamiento fue una declaración más amplia, que abarcara a toda la ciudad de Oviedo, como ahora plantea el grupo municipal de Vox y que parece recibir el apoyo del PP y Ciudadanos.

Seguir leyendo

Comentarios

Luz verde para que Oviedo impulse su candidatura a ser Patrimonio de la Humanidad