La autopsia revela que no hay signos de agresión sexual en el crimen de Erika

La Voz REDACCIÓN

OVIEDO

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa
La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa EP

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, afirma que el principal sospechoso fue arrestado en el mismo lugar del crimen «prácticamente con las manos en la masa»

07 abr 2022 . Actualizado a las 19:22 h.

La autopsia practicada a Erika Yunga, la niña de 14 años asesinada el martes a cuchilladas en Oviedo y cuyo presunto autor fue arrestado en el mismo lugar de los hechos, revela que no hay signos de agresión sexual, según informa la TPA. El detenido, que había sido denunciado por acoso sexual por otras jóvenes de Oviedo, es un ciudadano moldavo de 31 años, Igor P., que permanece ingresado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) para ser atendido de las lesiones por arma blanca que se habría autoinfligido tras cometer el crimen. 

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha asegurado que la Policía Nacional tiene «pruebas más que suficientes» de que el detenido cometió un «asesinato» porque fue arrestado en el mismo lugar «prácticamente con las manos en la masa». Losa ha remarcado que la Policía ha trabajado «con una eficacia excepcional desde el minuto cero» en una investigación «que ya está en manos judiciales para que cuanto primero mejor se pueda juzgar a esta persona». 

Aún se desconoce cuándo se podrá poner al detenido a disposición judicial, al seguir hospitalizado en el HUCA aunque «su estado, en principio, no corre peligro», ha precisado la delegada. La Policía Nacional decidió ayer elevar de homicidio a asesinato la imputación que pesa sobre el detenido,que sólo llevaba tres semanas residiendo en el mismo edificio que Erika y su familia, de origen ecuatoriano pero residente en España desde hace más de dos décadas.