España, de rebote y gracias

Los de Hierro se sitúan líderes del grupo B tras una sufrida victoria (0-1) frente a Irán, que ofreció una digna resistencia


Por la mínima. Con sufrimiento y tras aprovechar un rebote. España encarriló el pase a octavos de final del Mundial tras derrotar a Irán, un rival que opuso férrea resistencia durante toda la primera parte y que no se entregó hasta el pitido final. Fue un monólogo español, pero que sonó desafinado durante buena parte del encuentro, pese a que se encontró con un equipo atrincherado en su propio campo, que no buscó más contras que las que le proporcionó algún despeje o un balón parado. A los iraníes les servía el empate y a ello se aplicó. En su haber, un loable esfuerzo defensivo; en su contra, la nula voluntad de exponerse a jugar el fútbol. Eso sí, cuando encajó el tanto made in Diego Costa su único plan fue buscar un balón parado. No estuvo lejos de conseguir su propósito.

Ahora, independientemente de lo que suceda en la última jornada entre Portugal e Irán, a la selección le llega con el empate frente a Marruecos. En cualquier caso peleará por la primera plaza del grupo. Esperan ya Rusia y Uruguay.

Debería haber sido un trámite, pero España se encontró con ese tipo de rival claramente inferior, con el plan muy claro y dispuesto a no dar ni una facilidad. Y el juego español se atascó. En el día del examen de De Gea y de Carvajal -su primer partido tras la lesión en la final de la Champions-, el combinado español salió airoso por los pelos de un planteamiento inicial excesivamente plano y previsible. De hecho, pese al abrumador domino español (cerca de un 80 % de la posesión), el guardameta iraní no pasó apenas apuros apuros en los primeros 45 minutos y en la segunda parte, solo se le puso a prueba en una par de ocasiones. Un par de disparos sin excesivo peligro de Silva, un lanzamiento co intención desde fuera del área de Busquets y para de contar. Muy poca producción para un equipo que arrancó el Mundial con tres goles frente a la campeona de Europa y que está en el grupo de candidatos al título.

No emitió buenas señales el juego español. Cierto, se apropió de un balón del que huyó su rival y llevó la iniciativa durante prácticamente los noventa minutos, pero fue incapaz de buscarle las cosquillas a un rival que plantó un muro con dos líneas de cinco.

El cuadro español bajó enteros en las sensaciones que dejó el debut ante Portugal, pero ganó. Si había dado un golpe en la mesa ante los portugueses, tras el terremoto Lopetegui y en un partido lleno de adversidades, en el segundo asalto, ante Irán, no funcionó. Le faltó ritmo en un duelo incómodo y feo, que finalmente desatascó el tercer gol de Diego Costa en Rusia. Por delante, los de Fernando Hierro no supieron rematar la faena e incluso lo pasaron mal en los últimos minutos en cada balón parado iraní.

Sumó un triunfo necesario España, pero dejó en el aire unas cuantas dudas que solo se resolverán en los próximos días. Como frente a Portugal, Isco fue el mejor con el balón en los pies, Diego Costa ?menos participativo? volvió a encontrase con el gol y De Gea, fallón y nervioso entonces, parece haber encontrado la calma. Los centrales mantuvieron el tipo frente a la agresividad iraní y Busquets se bastó como ancla. Pero preocupa la escasa participación de un Iniesta que no parece atravesar su mejor momento, pese a que en sus botas nació la jugada que a la postre le dio los tres puntos a España y la falta de ritmo de un Carvajal que nota aún la inactividad. Ayer, ni Koke ni Marco Asensio mejoraron a un equipo que sufre en la segunda jugada y en cada balón parado. Espera Marruecos.

. Ficha técnica:

0 - Irán: Beiranvand; Rezaeian, Hosseini, Pouraliganji, Haji Safi (Mohammadi, m.69); Ebrahimi, Taremi, Ezatolahi, Amiri (Ghoddos, m.86), Ansarifard (Jahabakhsh, m.75); y Azmoun. Seleccionador: Carlos Queiroz.

1 - España: De Gea, Carvajal, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Busquets, Iniesta (Koke, m.70), Lucas Vázquez (Marco Asensio, m.79), Isco, Silva y Diego Costa (Rodrigo, m.89). Seleccionador: Fernando Hierro.

Goles: 0-1, m.54: Diego Costa.

Árbitro: Andrés Cunha (URU). Amonestó a los iraníes Amiri (78) y Omid Ebrahimi (90).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B del Mundial de Rusia 2018, disputado en el Kazán Arena ante 42.718 espectadores.

Comentarios

España, de rebote y gracias