Un ariete en el país del falso nueve

RUSIA 2018

Javier Etxezarreta | EFE

Dos partidos, dos titularidades y tres goles avalan a Diego Costa como el referente de la selección en punta

22 jun 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde que Vicente del Bosque tomase el relevo de Luis Aragonés y Fernando Torres empezase a perder protagonismo hasta este Mundial de Rusia España ha vivido un permanente debate en torno a la figura del falso nueve, la apuesta por lo que se llamaba un delantero centro clásico o por un futbolista más proclive a combinar y asociarse, a moverse más fuera del área que dentro. Del Bosque llegó a optar por un centrocampista más a costa de no incluir en el once inicial ningún delantero nato. Fue su decisión en la final de la Eurocopa de 2012, frente a Italia, y España goleó y enamoró.

La disyuntiva se mantuvo con Lopetegui, que optó por incluir entre los 23 elegidos a un ariete, Diego Costa, y dos referencias en ataque que no responden de una manera tan clara a ese perfil, Iago Aspas y Rodrigo. Por el camino han quedado nombres como los de Fernando Llorente, Álvaro Negredo, Soldado o Morata, que no terminaron de asentarse en territorio ofensivo.

Cerrando el debate

Atrás quedan ya dos partidos, los disputados ante Portugal e Irán, y Diego Costa emerge como el jugador más decisivo, como el ariete que reivindica su sitio en el esquema del falso nueve, el que está cerrando el debate. Quizás porque ha ido incorporando detalles a su fútbol, sobre todo a la hora de abrir espacios y servir balones a la segunda línea.