Obi Mikel jugó contra Argentina mientras su padre estaba secuestrado

La Voz

RUSIA 2018

HENRY ROMERO

El  capitán de Nigeria asegura que recibió una llamada cuatro horas antes del partido en la que exigían un rescate y amenazaban con matarle. Su progenitor ha sido liberado en las últimas horas tras un tiroteo entre policía y secuestradores

03 jul 2018 . Actualizado a las 19:10 h.

El padre de Obi Mikel, capitán de la selección de Nigeria, fue secuestrado horas antes del encuentro del Mundial contra Argentina del pasado 26 de junio y liberado ayer por la policía nigeriana, según afirmó hoy el futbolista al diario británico «The Guardian».

El centrocampista del equipo chino Tianjin Teda, que militaba en el Chelsea hasta el año pasado, recibió la noticia del secuestro cuatro horas antes de su partido en San Petesburgo, el martes de la semana pasada. Nigeria perdió aquel encuentro por 2-1 contra Argentina, lo que llevó a su selección a la eliminación del Mundial.

Según relató el jugador a «The Guardian», un miembro de su familia le llamó para explicarle la situación y le dio un número de teléfono que le habían facilitado los secuestradores, que le pidieron que pagara un rescate.