Brasil, Bélgica y las batallas de Kazán

Dos de los equipos más ordenados y talentosos del Mundial ofrecen varios duelos de alto voltaje


Arsenio resumía el fútbol en una sencilla ecuación: orden y talento. Es lo que tienen las dos selecciones que esta tarde noche pelearán en Kazán por una plaza en las semifinales, Brasil y Bélgica. Se avecina una gran guerra repleta de batallas.

Una de las que se presume más interesante es la que librarán Lukaku y Thiago Silva, dos de los mejores jugadores en sus respectivos puestos. El ariete belga está mostrando un catálogo de recursos infinito, con y sin balón. Lo mismo va al choque que regatea o abre espacios para sus compañeros. El central brasileño se perdió hace cuatro años, por tarjetas, el cruce frente a Alemania. Y bien que lo acusó el equipo. Es un reloj con mando en plaza desde la retaguardia.

Magníficos contra centrales

Otra gran batalla será la que diriman los llamados cuatro magníficos de Brasil (Neymar, Coutinho, William y Gabriel Jesús) frente a los tres centrales de Bélgica (Alderweireld, Vertonghen y, presumiblemente, Kompany), con el apoyo de los dos carrileros. Tite ha armado un conjunto muy sólido para descargar y liberar a los cuatro de arriba. Roberto Martínez ha estructurado al combinado belga a partir de una defensa con tres centrales. Por momentos, hizo agua frente a Japón. Los laterales-carrileros tendrán que medir más que nunca sus incorporaciones al ataque.

Otra batalla de muchos quilates será la que libren por delante de la semiluna del área de Allison los dos medios centro de Brasil, Paulinho y Fernandinho, que suplirá al sancionado Casemiro, y el tándem Hazard-De Bruyne, sobre todo si finalmente este último adelanta su posición para hacer sitio a Fellaini en el doble pivote. Se medirán la disciplina de dos centrocampistas que conocen el oficio del corte y la libertad de dos futbolistas de medio campo muy dotados para la confección y el arrastre.

Allison versus Courtois

Bajo los palos cabe esperar otro de los grandes duelos del Brasil-Bélgica, porque tanto Allison como Courtois son dos porteros de los más cotizados, por su sobriedad y su dominio de la escena. La canarinha solo ha encajado un gol hasta la fecha, en la jornada inaugural frente a Suiza. Los diablos rojos concedieron dos a Túnez, con el partido muy a su favor. Frente a Japón, sin embargo, se vieron en la tesitura de remontar dos tantos adversos y muy seguidos, anotados por los nipones en el arranque de la segunda mitad.

Tite tiene la baja de Casemiro por tarjetas. Entrará Fernandinho. Y todo apunta a que recuperará a Marcelo para el lateral izquierdo, una vez recuperado de sus molestias en la espalda.

Roberto Martínez sopesa introducir las mismas variantes por las que apostó para levantar el encuentro frente a Japón, cuando dio entrada a Chadli por Carrasco y al todoterreno Fellaini por Mertens.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Brasil, Bélgica y las batallas de Kazán