Porteros modernos y de laboratorio

Los guardametas brillan en un Mundial marcado por las paradas en los lanzamientos de penaltis

.

Diez penaltis detenidos en las tres tandas de penaltis que resolvieron a favor de Rusia, Croacia e Inglaterra el pase a cuartos de final, y actuaciones descollantes en muchos de los partidos celebrados hasta el momento en el Mundial de Rusia. Ese es el dato que confirma la evolución de los porteros en los últimos tiempos, la importancia de la tecnología en sus técnicas de entrenamientos y preparación de partidos (especialmente el scouting en las tandas de penaltis), y el nacimiento de un nuevo tipo de guardametas, que deben jugar con los pies, pero sobre todo deben parar. Reflexiones en las que están de acuerdo de un modo unánime los cinco especialistas gallegos consultados por La Voz: Roberto Fernández (Lugo), Emilio López (preparador de porteros del United Chiba japonés), Patxi Villanueva (exCelta), Dani Mallo (exDeportivo, entre otros) e Ian Mackay (Murcia).

Todos concuerdan. «En general hay muy buen nivel de porteros», destacando por encima del resto a Pickford (Inglaterra), Schmeichel (Dinamarca) Y Ochoa (México), pero con loas a los porteros de Croacia, Suiza, Brasil, Corea y Costa Rica.

Casi todos responden al prototipo de guardametas moderno «que para, bloca, transmite seguridad y mando», según el vigués Emilio López.

Porque si algún puesto ha evolucionado en el mundo del fútbol, ese ha sido el arquero. «Antes a la hora de confeccionar la plantilla era el puesto que se cerraba al final, pero ahora se han dado cuenta que la portería da muchos puntos y que el portero es de los más importantes del equipo», comenta el chantadino Roberto, que considera clave para este cambio de rol el trabajo de Casillas, Buffon y Víctor Valdés.

La otra pata del cambio aparece en el apartado metodológico. «Casi hasta que me retiré no tuve entrenador de porteros y ahora tienen uno a su lado desde pequeños», recuerda Patxi Villanueva. La figura del preparador se ha convertido en esencial para que los porteros sean mucho más completos con los pies y las manos «porque, si algo ha demostrado este Mundial, es que puedes ser muy bueno con los pies, pero los mejores son los que paran, que sigue siendo lo más importante», dice sin dobleces Dani Mallo.

El apartado tecnológico y el área de estudio es otra parte primordial de este paso adelante de la portería, especialmente a la hora de preparar los penaltis. «Siempre hay un estudio de por dónde se van a tirar los penaltis. Hay que ver por dónde los tiran los jugadores, si van a su zona de seguridad porque se juegan al clasificación, hay que tener intuición y psicología», comenta Ian Mackay, que el próximo curso jugará en el Murcia.

A la hora de una tanda, o incluso un lanzamiento dentro del partido, nada es baladí. Los porteros saben del lado bueno de cada jugador, si tiran a media altura o raso, si va fuerte o colocado y hasta si incluye paradinha, aunque al final la intuición sigue siendo definitiva para la decisión definitiva. Con tantos datos, ahora los que tiemblan son los lanzadores.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Porteros modernos y de laboratorio