El delantero que dribló a la pobreza

Colpisa

RUSIA 2018

Lavandeira jr | EFE

Roberto Martínez ya apostó por él en su etapa en el Everton

10 jul 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Antes de jugar contra Brasil, Romelu Lukaku se enfadó cuando le preguntó un periodista inglés si consideraba «teatrero» a Neymar. «¡No es un actor! Los rivales son bastante más duros cuando se enfrentan a él. Le dan porque tiene cualidades que no son normales. Estoy seguro de que él será el mejor del mundo un día», dijo en perfecto portugués. Y es que muchos no saben que Adriano era su ídolo de infancia: «Cuando era niño tenía muchas cosas parecidas: mucha fuerza, era corpulento, le pegaba con la izquierda... quería ser como él».

Este gigantón, máximo goleador de la historia de la selección belga, con 38 tantos, es una caja de sorpresas. Sin embargo, lo que actualmente es una vida de dinero y éxito empezó en un hogar humilde, con una familia con graves problemas económicos y con el fútbol como única manera de escapar de aquella dura realidad. «Con seis años me di cuenta de que estábamos arruinados», confesó Lukaku en una entrevista a The Players Tribune.

Cuesta creer, al oírlo contar sus primeros años de vida, que Lukaku lograse llegar lejos en el mundo del fútbol: «No podía ver partidos porque tuvimos que quitar la televisión por cable. Recuerdo un día que llegué a la escuela y todo el mundo hablaba de la volea de Zidane en la final de la Champions. Yo no la había visto. Tampoco teníamos dinero para botas de fútbol, así que las tenía que compartir con mi padre».