Alberto Lora: «Allá donde esté seré un sportinguista más»

El capitán se despide del Sporting en un acto emotivo y acompañado de su familia, ex compañeros, y del Consejo

Lora
Lora

 En primera fila, acompañado de su familia, de su mujer, y del presidente, Javier Fernández, estaba sentado un emocionado Alberto Lora. La sala estaba completa de allegados de Alberto. En la última fila sus ya ex compañeros (Sergio, Canella, Pablo Pérez, Cuéllar) y miembros del club como Pablo Caso, Pepe Acebal o Mario Cotelo. Además, todos los miembros del Consejo: Fernando Losada, Ramón de Santiago, Javier Martinez y el director deportivo, Miguel Torrecilla.

Empezó el acto con un vídeo cargado de emotividad, donde su padre recordaba el día en el que un joven Lora llegaba a Gijón para jugar en el Sporting. «cuando me despedí de él me quise hacer el fuerte iba llorando como un niño pequeño», explicaba su padre. El vídeo recopilaba la esencia de Lora, todo sobre él: goles en Brunete, imágenes de su familia, declaraciones de sus amigos, de sus ex compañeros, su último gol en el Sporting. El mejor momento llegó al final con Nacho Cases, su amigo del alma, tomado una cerveza al trago, en el que se despedía con un «te quiero, amigo».

Quini y Preciado

Después, aguantando de pie las lágrimas, inició su despedida Alberto Lora, con un discurso medido, educado. No quería olvidarse de nadie, «Gracias por este vídeo: ha sido muy bonito. No me quiero olvidar de nadie». El capitán, doce temporadas vistiendo la camiseta sportinguista, tuvo palabras para todos, haciendo un esfuerzo por recordar cada persona, pero dos fueron los nombres destacados: Quini y Manolo Preciado. «En mi corazón siempre estará Manolo Preciado. Fue la persona que más impacto tuvo en e Sporting, la que más me ayudó en mi formación. Le estaré eternamente agradecido. También me quiero acordar de Alejo Caso. Y como no de El Brujo, era un 10. Siempre dispuesto a ayudar, con esa alegría», explicó.

Abierto a jugar en el extranjero

Casi al final del acto Lora reconocía que seguirá jugando a fútbol y dejó caer que su próximo destino podría estar en el extranjero. «El cuerpo y la cabeza me piden una experiencia fuera, vivir algo nuevo, en las próximas semanas decidiré lo mejor para mí». Por último el eterno capitán se despedía del sportinguismo, «Lo he dado todo por esta camiseta. Tenéis aquí un amigo para siempre, paso a ser un aficionado para toda la vida. Allá donde esté seré un sportinguista más. Espero que a no muy tardar pueda ocupar mi asiendo en el estadio y que dentro de muy poco pueda estar en Primera y que de una vez por todas n lo abandone nunca más. Puxa Sporting».

Valora este artículo

8 votos

Alberto Lora: «Allá donde esté seré un sportinguista más»