Torrecilla trabaja en dar garantías al primer proyecto desde cero de Baraja

El director deportivo y el preparador vallisoletano mantienen conversaciones para reajustar una plantilla con el mismo objetivo

Baraja Torrecilla
Baraja Torrecilla

Muerto el casi ascenso, Miguel Torrecilla trabaja en dar garantías a Baraja en su primer curso desde cero como entrenador rojiblanco. 

 Proyecto desde cero para Baraja

La última dinámica de resultados no ha alterado la confianza del salmantino en las capacidades de Baraja pero sí que ha servido de aviso para el futuro inmediato. Director deportivo y entrenador, en buena sintonía, han analizado los motivos del bache final de temporada para evitar recaídas en el nuevo diseño. La idea de Miguel Torrecilla es darle a Baraja todas las facilidades para poder iniciar de cero su propio proyecto. En esta ocasión el Pipo podrá disponer de una plantilla más ajustada a sus necesidades, con variedad de perfiles y fondo de armario. Precisamente ese punto, el no disponer de fondo de armario, al menos no de jugadores de su confianza, ha sido clave en la falta de rotaciones del final de temporada. En esta ocasión Baraja prefiere armar una plantilla corta pero llena de jugadores que doten al equipo de expectativas. 

Plantilla renovada

El jefe de la parcela deportiva mantiene contacto diario telefónico con Baraja para seguir avanzado en la planificación de la plantilla que nada, o muy poco, tendrá que ver con la última. La primera decisión, analizada desde hace semanas, ha sido la promoción de seis canteranos del filial: Dani Martín, Juan Rodríguez, Cristian Salvador, Nacho Méndez, Isma Cerro y Álvaro Traver. La segunda, la operación salida. Hasta doce jugadores han abandonado la disciplina rojiblanca. Del global de los cedidos, hasta ocho en total, el club estudia el regreso de Rubén García y Alberto Guitián, aunque ambas opciones tienen sus complicaciones.

En el caso del valenciano, el Sporting sabe que debe esperar a una decisión firme por parte del Levante, aunque, de salir, la prioridad de Rubén García es regresar a Gijón. La situación de Guitián está en estudio. Se considera que el cántabro es un jugador apto, a pesar de algunas inoportunas lesiones, pero también se valorarán más alternativas del mercado. El club cuenta con cuatro centrales específicos: Barba, Álex Pérez, Juan Rodríguez y el recuperado Babín, que debe arreglar su futuro antes del final de pretemporada. 

Lateral derecho, centro del campo y delanteros

Uno de los puestos que necesita refuerzos es el lateral diestro, ahora vacío tras el adiós de Lora y el regreso a Eibar de Calavera. El club lleva meses estudiando distintas opciones de mercado. En enero se estableció un contactó por Rafa Navarro, lateral del Betis, aunque Torrecilla tiene más alternativas. Además se contempla reforzar el centro del campo con la llegada de, al menos, un mediocentro. Otra posición que requiere refuerzos es la delantera, con Carlos Castro como único superviviente al éxodo.

Valora este artículo

17 votos

Torrecilla trabaja en dar garantías al primer proyecto desde cero de Baraja