El Parma y otro club italiano sopesan pagar la cláusula de rescisión de Barba

Dos entidades de la Serie A estudian la forma de abordar la operación por el central del Sporting

Fede Barba
Fede Barba
A.V.

El conjunto recién ascendido a la Serie A estudia junto a sus asesores la forma de abordar el fichaje de Fede Barba, según ha podido confirmar Sporting1905. Y lo hace bajo dos posibles escenarios, con o sin la colaboración del Real Sporting de Gijón, que a esta hora se remite a la cláusula de rescisión de tres millones de euros, lo que complica su gestión. A su vez, el mismo intermediario italiano maneja el interés de otro conjunto de la Serie A que también estudia abonar la cláusula de Fede y dispondría de un mayor poder adquisitivo.

El Parma, controlado por Jiang Lizhang, propietario chino del Granada, no tiene la potencia económica de otros conjuntos más grandes de su país, por lo que ahora mismo se encuentra valorando si puede permitirse el pago en un solo plazo, y de forma inminente, de los tres millones que indica el contrato del zaguero.

La salida se está gestando a través de un intermediario italiano, que intentará tender puentes entre el Parma y el Sporting, pero el futbolista es un nombre indiscutible en el proyecto de Rubén Baraja y en estos momentos ni siquiera se valora la opción de que los italianos paguen tres millones en cómodos plazos, o como se especuló en un primer momento, la operación se ejecute a través de una cesión con opción de compra obligatoria al final de la próxima temporada, bajo la condición de que el Parma logre la permanencia.

Además de la complejidad que conlleva el reunir tres millones de euros para abonarlos en un solo pago a corto plazo y sin generar tensiones de tesorería, el Parma también estudia junto a sus asesores quién debe ejecutar la cláusula y cómo, al tratarse de una gestión poco habitual, aunque cada vez se encuentre más de moda por la inflación que afecta al fútbol internacional. En caso de salir por dicha cantidad, el club asturiano ingresaría un año después casi el doble de lo invertido para lograr su llegada desde el Empoli por 1,75 millones de euros.

En ese sentido, Miguel Torrecilla maneja una lista de centrales con capacidad para ser titulares en El Molinón - Enrique Castro Quini, por si se debe activar la búsqueda de un sustituto, al igual que ocurre con cualquier futbolista, ya que como el propio director deportivo rojiblanco reconoció semanas atrás en rueda de prensa, todos tienen un precio.

Valora este artículo

20 votos

El Parma y otro club italiano sopesan pagar la cláusula de rescisión de Barba