El Sporting mantiene abiertos ambos frentes: salidas y la posibilidad de un fichaje

La dirección deportiva sigue trabajando en la operación salida, con Rachid y Pablo Pérez como protagonistas. No se descarta acometer otro refuerzo si se dan las circustancias en el mercado

Blackman
Blackman

A falta de dos días para el cierre del mercado estival, el Sporting no ha dado por finalizada su participación en el mismo. En Mareo existe satisfacción con el trabajo que ha desarrollado la dirección deportiva que lidera Miguel Torrecilla, entendiendo que la composición final de la plantilla es competitiva y que la paciencia a la hora de acometer las llegadas ha dado rédito, alcanzando acuerdos por jugadores, como Djurdjevic, que antes parecían fuera del mercado. En estos momentos la plantilla viene a completar casi todas las necesidades solicitadas por Rubén Baraja y consensuadas en el tramo final de competición del último curso. Todas, menos una: el número de integrantes.

Plantilla corta

Baraja siempre ha destacado la necesidad de disponer de un número corto de jugadores para que todos se sientan partícipes del rendimiento coral. En estos momentos, el Sporting tiene 24 licencias, demasiadas para las exigencias del técnico. Ahora, con la mayoría del trabajo realizado, la idea del club es agotar hasta el último minuto del mercado para tratar de liberar al menos dos fichas. A lo largo de la pretemporada, el técnico rojiblanco detectó que algunos de los promocionados podrían ocupar un rol secundario. En ese sentido, Juan Rodríguez, Isma Cerro, e incluso Álvaro Traver, asomaron por la rampa de salida pero la idea de los canteranos es continuar en el primer equipo y tratar de demostrar que tienen nivel para ser importantes para Baraja.

Pablo Pérez y Rachid

Al margen de los promocionados, que en principio seguirán, salvo una oferta que agrade a todas las partes, el Sporting tiene dos jugadores que en estos momentos protagonizan la llamada operación salida: Pablo Pérez y Rachid. Dos canteranos. Ambos casos son distintos. Con Rachid, descartado desde el inicio de pretemporada, se trabaja en lograr un acuerdo para su rescisión, que, incluso, se podría dilatar hasta el día 31 de agosto. En cambio, con Pablo Pérez se estudia una salida en forma de cesión. Ya en la última convocatoria, Baraja decidió mandar un mensaje al atacante, que se quedaba fuera de la lista, con el juvenil Morilla ocupando un sitio en el banquillo. Tras el mensaje de el Pipo, el club y el agente del jugador, Gelu Rodríguez, han acelerado contactos para estudiar todas las opciones por su futuro. Ayer, incluso, el canterano no participaba en la sesión matinal en lo que parecía el anticipo de un adiós.

Avances para la salida de Pablo Pérez

En la jornada de ayer, algunos de los equipos interesados, entre los que se encuentra el Alcorcón y el Almería, han avanzado en la consecución de la cesión del atacante pero en estos momentos todavía no hay una operación cerrada. Lo previsible es que Pérez termine por salir cedido. A falta de menos de 48 para clausurar el mercado todo parece indicar que en Mareo se mantendrá la actividad. Si, finalmente, Torrecilla logra desatacar la operación salida, el club podría disponer de margen suficiente para acometer la llegada de un atacante o de una oportunidad de mercado. Habrá que esperar.

Valora este artículo

20 votos

El Sporting mantiene abiertos ambos frentes: salidas y la posibilidad de un fichaje