Adri Montoro: «No siento que Baraja me señalara tras el derbi»

La Voz de Asturias entrevista a Adrián Montoro, ex jugador del Sporting

Montoro
Montoro

«En el fútbol no hay un único camino válido. Es como la vida; siempre hay una segunda y una tercera oportunidad». Tiene solo 23 años pero su discurso denota una madurez inhabitual. De voz grave pero cercana y amable responde con argumentos de peso en un recital de cómo interpretar la vida. A Adrián Montoro (Terrassa, 1995) nunca le han regalado nada.

En Gijón destacan su fuerte mentalidad; bastan 20 minutos de conversación para confirmar la fortaleza de un jugador que a convicción en sus capacidades no le gana nadie. Nacido defensa por su firmeza para explicar sus argumentos y demostrar que al fútbol profesional no siempre se llega por el camino más corto. Montoro lleva media vida viajando por España para encarar la oportunidad que solo él ha visionado: vivir del fútbol.

Tras un excelente año en el filial, con debut en el primer equipo, Adrián ha firmado por el Almería, próximo rival del Sporting. Titular en el histórico derbi, el catalán cierra el estéril debate sobre el famoso modus operandi de Baraja tras la caída en el derbi. «Dicen que soy muy callado en los entrenamientos pero no te preocupes aquí podemos hablar».

- ¿Cómo le va por Almería?

Estoy genial por aquí. Desde el principio ha sido todo muy llevadero, la gente es amable y pone muchas facilidades para todo. No tengo queja de absolutamente nada. 

- Pasa de Norte (Asturias) a Sur (Andalucía).

 ¡Claro que hay un cambio importante! Mira recuerdo cuando la temporada pasada llegué al filial del Sporting. En poco días pasé de entrenar a 30 grados en Cornellá a ponerme chubasquero y estar a menos de 15 grados en Mareo. Ahora en Almería estoy, otra vez, con manga corta y allí seguro que es impensable (risas).

- ¿Cómo firma por el Almería?

Después de los play off, el Almería se pone en contacto conmigo. Estuvimos hablando y, sinceramente, al ser un Segunda pensé que era la mejor oferta posible. Me ofrecían 3 años de contrato y estabilidad deportiva. Era una apuesta muy importante por mí. Entendí esta propuesta como la oportunidad que tanto buscaba de entrar en el fútbol profesional. Siendo un chaval y viniendo, como venía, de un filial no me lo pensé dos veces.

Entendí la oferta del Almería como la oportunidad que buscaba de entrar en el fútbol profesional

-La temporada pasada firma por el Sporting B casi sobre el cierre del mercado.

(Piensa) Sí creo que fue el penúltimo o, incluso, el último día. Era mi último año como Sub 23 y tenía claro que mi destino debía ser un filial. Pasaban las semanas y no terminaba de salir. Empecé a entrenar con el Cornellá y el último día me llaman y me dicen: «Adri tienes la oportunidad de ir a un filial. Te ha llamado el Sporting». De un día para otro. No me lo pensé. O te subes al tren en el momento indicado o esa oportunidad se va.

Un día me llamaron y me dijeron:  «Adri te ha llamado el Sporting»

- Pero era una oferta de relativo riesgo. El Sporting podría haber apostado por alguien de la casa en esa demarcación y ya era Sub 23.

Sí, sí, pero creo que en la vida hay que arriesgar y luchar por lo que te llena. A mi lo que me llena es el fútbol. Nunca me arrepentiré de apostar por el Sporting. Salió todo bien.

Nunca me arrepentiré de apostar por el Sporting

- ¿Cómo es su llegada a Mareo?

Allí me recibe Manolo Sánchez Murias, que desde el primer momento hace todo por facilitar mi integración. Cuando llegué empecé viviendo en un hotel y ya después encontramos piso. Recuerdo que cuando llego (Montoro ficha por el Sporting el 31 de agosto) José Alberto me dice: «Adri, tranquilo. La temporada es muy larga, ya estás aquí y vas a tener la oportunidad de ganarte un puesto». No me mintió.

José Alberto me dijo que estuviera tranquilo, que tendría la oportunidad. No me mintió

- ¿Qué tal con José Alberto?

Es un entrenador muy cercano. Te exprime al máximo y trata de sacar lo mejor que tienes dentro. Siempre estaba ahí para aclarar dudas y aconsejarnos. Aprendí mucho con él. Solo puedo tener buenas palabras por ese año.

José Alberto siempre estaba ahí para aconsejarnos

-Participa en entrenamientos con el primer equipo y después debuta con Rubén Baraja

Primero Paco (Herrera) me llama para participar en algún entrenamiento; después Rubén Baraja es quien me da la oportunidad de debutar con el primer equipo ante el Nástic. 

-Catorce años después vuelve el derbi asturiano y Adrián Montoro es titular en Oviedo.

Así es. Tenía muchas ganas de demostrar que quería y podía pertenecer a ese grupo humano. Todo lo que nos tocó vivir esa semana fue increíble. Sales al campo y ya tienes el vello de punta. Simplemente el ambiente era ensordecedor. Fue una semana inolvidable.

Todo lo que nos tocó vivir la semana del derbi fue increíble. Fue inolvidable

-¿Cuándo se entera de que sería titular?

Cuando Baraja da los onces. Llevaba toda la semana mentalizado por si tenía que jugar. Solo quería estar preparado. Mi forma de encarar los entrenamientos siempre es pensando que puedo jugar. Siempre trabajo pensando en el partido, es mi forma de entender este deporte. Esa semana no cambió nada.

 - ¿Cree que el partido del derbi le pudo marcar negativamente?

No. Para nada. Después se recuperaron Lora y Calavera. Ellos, realmente, eran los que tenían ficha del primer equipo. Yo entendí la decisión como algo normal. El equipo se estaba jugando entrar en play off. Mi sitio era el filial y ya está. Tienes que respetar cada decisión que toma el entrenador. Me quedo con la parte positiva de poder competir con el Sporting y poder aportar mi granito de arena.

Entendí la decisión de volver al filial como algo normal

- Entonces, ¿no siente que Baraja le pudo señalar?

No, para nada. Baraja habló conmigo y sus explicaciones me parecieron lo más normal del mundo. No tengo nada que reprocharle. Sabía que mi participación con el primer equipo era circunstancial. No pasó nada más allá.

Sabía que mi participación con el primer equipo era circunstancial

-Seis compañeros suyos han promocionado (Dani Martín, Juan, Cris Salvador, Nacho Méndez, Cerro y Traver)

Sí el club ha decidido su promoción es que están sobradamente preparados. Estoy seguro que van a tirar para arriba. Son gente que entrena bien y que seguro tendrán su momento. Había muy buen nivel en esa plantilla del Sporting B. 

- ¿Estuvo pendiente de la conocida rueda de prensa de Miguel Torrecilla?

Sí seguí la rueda de prensa en directo. Cuando vi que no estaba entre los elegidos rápidamente felicite a mis compañeros. Esto es fútbol y cada uno tiene que seguir su camino sea en el Sporting o como en mi caso, en otro sitio. Claro que habría sido bonito poder jugar en ese club pero no hay garantías de nada y uno más uno no siempre son dos. Al final hay futbolistas que tienen la suerte de empezar en una cantera y subir al primer equipo y hay otros que tenemos que ir a Galicia, a Huesca y luchar para optar a el sueño de llegar al fútbol profesional.

Cuando vi que no estaba entre los elegidos rápidamente felicite a mis compañeros

- ¿Fue una decepción no promocionar?

(Piensa) Sí hay una cierta decepción, claro. Pero mi forma de ver la vida es seguir adelante y pelear por otra oportunidad. El fútbol no se acaba en el Sporting. El fútbol es así; a veces te tienes que buscar la vida y eso te enseña que no hay una única oportunidad o un único camino. ¡Qué va! En el fútbol, como en la vida, hay segundas oportunidades, te levantas y después, cuando ya no lo imaginas, una tercera. A mi me ha tocado el camino más largo para luchar por mi objetivo.

En el fútbol como en la vida hay segundas y terceras oportunidades

Valora este artículo

11 votos

Adri Montoro: «No siento que Baraja me señalara tras el derbi»