Crónica: El Sporting se queda en los huesos

El Sporting pierde (0-2) y deja pasar otro tren en el peor partido de la era José Alberto

Djurdjevic
Djurdjevic

Sin mirar la clasificación hay distancias que no las marcan los puntos. Hay derrotas que hablan solas. Hay noches que merecen ser olvidadas. La de este viernes fue especialmente dolorosa para el Sporting, en el peor partido de la era José Alberto. El Sporting perdió (0-2) y ahora busca aliados en el tiempo para no jugar la segunda vuelta sin esperanza. Todo fue triste en el regreso de Rubén García, el mejor del partido. 

El partido de Aitor García

A Aitor García nadie le discute su osadía. En el nacimiento del partido el dorsal 7 del Sporting se inventó una indefinición de chilena que resume su pragmatismo futbolístico. Desde bien temprano se jugaron dos partidos; el de Aitor García y en un menor grado de actividad el Sporting - Osasuna.

Se empeña en demostrar el Sporting que es un equipo bipolar. Acatarrado en sus conceptos y desnudo en su propuesta, el equipo rojiblanco fue una caricatura de sus lamentos en un primer tiempo para apagar la luz. Se acumularon tantos errores continuos que ni la voluntad merecía merecía ser digna de elogio. Nada de nada. Fue un bochorno, ante un Osasuna que empezó pasivo pero que poco a poco olió el miedo y la inseguridad local. Se agarró a un vigoroso Rubén García, estrella y brazo ejecutor de cada tentativa de gol. 

Crecía y crecía el Osasuna y el Sporting seguía en estado de shock. Paralizado en su propuesta, sin centro del campo y con los refuerzos fuera del partido. Y sin hacer nada del otro viernes, Osasuna cantó Bingo. Oier recogía un balón muerto dentro del área para reventar la tristeza del Sporting y dar paso al enfado de El Molinón, extrañamente apagado. Todavía quedaba tiempo para un último golpe: el de Peybernes. El francés, dolorido, pedía el cambio y Cordero entraba directo al centro de la zaga para estrenar pareja junto a Álex Pérez.

Revolución al descanso

Tal era el despropósito que José Alberto hizo suya la palabra revolución. Se cambió de disfraz el Sporting que pasó a formar con un inédito 3-5-2. El debutante Ivi, horrible, se iba a la caseta y dejaba su sitio a Álex Alegría que se iba directo a acompañar a Uros. Un todos al ataque. Un giro táctico de máximo riesgo y que evidenciaba el enfado de un desesperado José Alberto. Por cambiar, el partido cambió algo.

Pasaban los minutos y el Sporting iba perdiendo los dos partidos; el de Aitor García que seguía insistiendo en marcar gol en cada acción y el global, ahora por dos goles tras la bofetada de Roberto Torres. La desesperación final de Djurdjevic como relato de un cuento que tuvo poca historia. El serbio, de alma guerrera, vio una amarilla absurda y no estará en Las Palmas. La tercera oportunidad perdida y en esta ocasión el impacto parece que dejará eco. Las reacciones también se miden en continuidad y este Sporting ha perdido credibilidad.

Alineaciones

Real Sporting: Mariño; Geraldes, Peybernes (Cordero min 44), Álex Pérez, Canella; Cris Salvador, Nacho, Santana (Lod min 75); Ivi (Álex Alegría min 45), Aitor García y Uros Djurdjevic

Club Atlético Osasuna: Rubén, David García, Unai, Clerc, Nacho Vidal; Oier, Fran Mérida, Roberto Torres, Robert Ibáñez (Barja min 73) y Rubén García (Perea min 83); Brandon (Xisco min 89)

Goles: 0-1 Oier (min 37) 0 - 2 R. Torres (min 68)

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80

Crónica: El Sporting se queda en los huesos