El Sporting no necesita vender jugadores

El tope salarial de la próxima temporada, al menos la estimación inicial, cuadra en los números de Miguel Torrecilla

José Alberto y Torrecilla
José Alberto y Torrecilla

Miguel Torrecilla ya trabaja en la elaboración de la próxima temporada 2019/2020 y según su planificación, si la estimación del siguiente tope salarial por parte del Real Sporting de Gijón es acertada, no será necesario vender a futbolistas para poder inscribir a otros hombres o poder retener a ciertos nombres en el vestuario rojiblanco si los asturianos siguen en Segunda División.

El fichaje de Aitor García desde el Cádiz por alrededor de un millón de euros no condicionaría el presupuesto sportinguista en un primer momento, aunque si Torrecilla desea pujar por jugadores importantes más allá de la posición defensiva, donde existen varios nombres sin una continuidad garantizada por la finalización de su vinculación, el director deportivo necesitaría ofrecer descartes para conseguir más espacio salarial que permita acudir al mercado con mayores garantías. Una necesidad que viene aparejada por las más de 20 fichas profesionales -el máximo son 25- que puede acumular el Sporting a partir de junio, entre posibles renovaciones, regreso de hombres cedidos y ascensos desde el Sporting B.

No obstante, tal como ocurrió en los anteriores veranos, en los que tampoco resultaba prioritaria la salida de Jorge Meré, Sergio Álvarez y Fede Barba a nivel monetario, si llegasen ofertas de traspaso consideradas como interesantes, se estudiaría cada escenario. Al igual que ocurrió hace unos meses, cuando la salida de los citados hombres permitió, por ejemplo, firmar a un delantero titular en propiedad como Uros Djurdjevic, que de seguir su actual ritmo anotador será precisamente uno de los nombres con más mercado junto a Diego Mariño, por el que ya se recibió en su momento un fuerte interés del Rayo Vallecano.

El Sporting no necesita vender jugadores