Alegría después de Navidad

SPORTING 1905

Miguel Torrecilla presenta a Álex Alegría
Miguel Torrecilla presenta a Álex Alegría

El extremeño, lanzado en su cesión al Sporting, vivió una pesadilla en los días previos a su salida del Rayo

13 mar 2019 . Actualizado a las 16:14 h.

Las últimas horas de Álex Alegría en Vallecas dan para un thriller. Tras su regreso a Primera, el Rayo pensó en el gigante extremeño para reforzar su delantera. Álex había dejado atrás el peor año de su vida profesional. El 10 de noviembre de 2017 cambiaría para siempre su carrera. Alegría, cedido en el Levante, indiscutible en el once del gijonés Muñiz, se dejó el cruzado de su rodilla derecha en un lance fortuito en la Ciudad Deportiva de Buñol.

El desánimo inundó a todos. Quico Catalán, presidente del Levante, uno de sus principales avalistas, sintió la perdida de uno de los nombres importantes en el proyecto. «Todos nos pusimos nerviosos. Sabíamos la importancia de la lesión y el pesimismo inundó nuestras cabezas», reconocen desde su entorno.

En mitad del clima depresivo, con la temporada tirada y una larga recuperación por delante, solo una persona se aventuraba a sonreír: el propio Álex. «Regresamos a Sevilla, pasó por el quirófano, e inmediatamente después, comenzó a preparar su regreso. Hasta Serra Ferrer tenía que pararle. Se pasaba horas y horas en el gimnasio para fortalecer su rodilla. Lejos de venirse abajo, se volvió más fuerte mentalmente».