El derbi soñado por el Sporting

Andrés Menéndez

SPORTING 1905

Sporting
Sporting

El Sporting gana (1-0) un derbi para la historia

25 mar 2019 . Actualizado a las 13:21 h.

Hoy el Sporting, al fin, jugó un derbi. Y lo ganó de la forma que sueñan los aficionados. Compitiendo de pie, con el escudo como alma y con un no gol del eterno rival asomando en el tiempo de descuento. 

Sediento de venganza, emocional, competitivo, muerto de ganas de ganar. Hoy el Sporting fue más corazón que nunca. Latió rojo y blanco. Se camufló con los artes de su eterno rival para hacer suyas sus virtudes. Hoy el Sporting ganó como antes lo había hecho al Oviedo. Le succionó el estilo. Contagiado por la grada, impulsado por El Molinón. 

Caprichos del deporte rey, esclavo de los vicios de una sociedad que juzga el rendimiento semanal, el Sporting, que había dimitido más veces que ninguno, está de pie y más arriba que nunca. Antes de nacer necesitó abortar. Olvidó ese afán por la estética -quería jugar bonito y ganar-, para agarrarse a la praxis.