Crónica: Palo para el Sporting

SPORTING 1905

El Sporting empata (1-1) en un notable partido que tuvo de todo y que estuvo muy cerca de ganar

30 mar 2019 . Actualizado a las 00:58 h.

Superado el desencuentro institucional en Madrid, el Sporting, entero de verde esperanza, sufrió un empate en Málaga (1-1). Perdió dos puntos y ganó en credibilidad. Demostró que está en el mejor momento de la temporada. Que va muy en serio, aunque ahora depende del tiempo y de los puntos. 

Vestido de coloso, jugador franquicia, Djurdjevic fue Hércules en Málaga. Un gigante. Minimizado en el último mes por la irrupción de Alegría, Uros, belicoso hasta el límite, se hartó de ser secundario. Nunca más. Muñiz, siempre estudioso, decidió vetar el fútbol directo sobre Alegría, con el marcaje del poderoso Ndiaye. Amigos desde que coincidieran en el Betis, el centrocampista africano se quedó a vivir encima del gigante extremeño. Le duró cuarenta y cinco minutos detener la euforia futbolística de Alegría. 

A este mejorado Sporting ya le empiezan a conocer su plan. Normal. Armado de valentía, a veces, incluso, demasiado valiente, Djurdjevic ganó todos los duelos y demostró que un jugador bueno puede ser mejor por su personalidad. Hombre de carácter, ya nadie recuerda sus complicados inicios. Otro habría dimitido antes.