Las diferencias ideológicas que enfrentan a los jóvenes

Los asturianos Alejandro Delgado y Ricado Caballero debaten sobre los temas políticos de mayor actualidad y calado en la región

Ricardo Sevillano y Alejandro Delgado
Ricardo Sevillano y Alejandro Delgado

Redacción

Los asturianos Alejandro Delgado y Ricardo Sevillano forman parte de la nueva Comisión Permanente del Consejo de la Juventud de España presidida por Manuel Ramos de la Rosa, de ASDE Scouts de España. Delgado es miembro de Juventudes Socialistas de España y Sevillano de Nuevas Generaciones. Como jóvenes, comparten la misma visión en aspectos sociales y generacionales. Pero las diferencias ideológicas y políticas los distancian en otras cuestiones. La moción de censura o la cooficialidad del asturiano enfrentan a estos dos jóvenes.

- Hablemos del nuevo gobierno y de cómo habéis vivido esta reciente moción de censura.

Alejandro Delgado: En mi caso, obviamente, me alegro mucho de que haya habido un cambio que ha sido importante para la sociedad española. Creo que hacía falta un poco de regeneración en el PP y vendrá bien porque nos interesa que todos los que representamos a una parte de la sociedad muy importante tengamos la mejor calidad posible. Creo que esta moción de censura va a servir para que el PP tenga una renovación y al final, si le va bien a ellos y a nosotros, será España la que salga favorecida. Desde ese punto de vista creo que es positivo. Me alegra que haya un cambio político, es algo que estábamos reclamando y si se está viendo con muchas acciones de gobierno en apenas 4 días, no quiero saber en mas tiempo.

Ricardo Sevillano: Nosotros siempre hemos defendido la Constitución, las normas y las leyes del estado. Es verdad que viene bien que tanto el PP como el PSOE estén bien porque es lo que garantiza la estabilidad del país. Existen partidos veleta que un día opinan una cosa y al otro día otra, o que sólo se crean con la intención de echar a los demás del poder, y eso lo único que crea esa desestabilidad. Respeto las leyes y las normas, pero moralmente no tenemos vergüenza en decirlo y pedir perdón por los casos que se han encontrado en nuestro partido. Ya no están en nuestras filas, se les han echado y no representan al partido. el PP no es Bárcenas o Rato, somos todos y cada uno de sus militantes. Ahora viene un proceso de renovación porque tras la dimisión de Rajoy, al cual estaremos agradecidos por haber dejado el país mejor de lo que estaba cuando llego en 2011. La moción es legal y la acatamos, pero moralmente nos parece que se debería respetar la opinión de los ciudadanos. El partido más importante de España respecto al número de diputados y senadores somos nosotros. Por no hablar de que somos la primera fuerza en casi todos los ayuntamientos y autonomías. No diré que es indigno ni una maniobra mala porque estamos en democracia y lo podríais hacer vosotros como nosotros. Nuestra postura en NNGG es muy clara, cero corrupción y ninguna impunidad. Nuestro deber como jóvenes es mejorar la situación del partido y sobre todo ser la vanguardia del partido.

- ¿Cómo afrontáis el incipiente fin del bipartidismo? Con la aparición de partidos como Podemos o Ciudadanos el voto se ha diversificado.

AD: Cuando se veía venir que iban a llegar nuevos partidos mucha gente del PSOE estaba hermética, «no quiero admitirlo, pero sé qué va a pasar». Ha sido una renovación casi obligada que nos ha hecho acercarnos tanto al PP como al PSOE al movimiento asociativo, donde estábamos muy cómodos. Siempre se necesita un tercer o cuarto partido para sacar cuestiones. Es verdad que tenemos partidos muy fuertes que antes no. También creo que como democracia es necesario que se definan, que un partido no sea claro y no proponga algo claro en todo momento no es un engaño, pero los ciudadanos cuando votan votan sus compromisos y si no terminan de tener una idea fija de lo que quieren pierden esa confianza con el ciudadano. Que se definan es cuestión de tiempo. A nosotros nos ha servido para acercarnos a movimientos sociales, a no acomodarnos y a aprender a hablar y negociar

RS: Podemos precisamente surgió con un fin específico después del 15M, pero un partido no tiene que tener solo un objetivo, sino también una idea que perdure en el tiempo. Es verdad que la sociedad avanza y los partidos también tienen que hacerlo. En el caso del PP, se ha avanzado un montón en temas sociales. A día de hoy la corriente ideológica está muy definida y tiene muchas vertientes diferenciadas, pero con un punto en común. Lo que no es verdad es que los votantes de Ciudadanos se hayan recogido del PP. La gente que milita en Ciudadanos, cuyo daño para el partido es mínimo. Otro tema es que te venga una persona que toda la vida votó al PP y te diga «soy del PP, pero por castigo voto al otro». Eso lo veo todos los días. Son personas que van a volver a votar a nuestro partido porque ven que han tirado su voto. Y creo que lo mismo ocurre con Podemos y el PSOE.

AD: Es un voto castigo, pero como todo castigo si no se remedia no vuelven. Con lo cual, el trabajo que tenemos dentro es el saber escuchar ese voto castigo y hacer algo. Nadie vuelve por inercia. Si no hay una respuesta no lo hacen.

RS: El pateamiento interno del PP es sencillo. Evidentemente hay que tratar este tema, porque hay un trasvase de votos, que no de personas, y hay que escucharlo. Yo creo que estos partidos van a ir desinflándose y ya se está viendo. Hay que ver cómo solucionamos esto, pero no tenerlo como algo grave. Somos una organización seria con una militancia también muy seria. Lo principal está en la calle, no en el despacho. Hay que estar con el ciudadano y ofrecerle un proyecto.

- ¿Consideráis a Podemos y Ciudadanos tan rivales como lo son vuestros partidos entre ellos?

AD: Seríamos muy frívolos si no creeos que cualquier partido podría ser el primer partido. Es es verdad que nuestro trabajo es responder a las preguntas de los ciudadanos y yo creo que el PSOE responde a las preguntas de la izquierda y centro izquierda, con lo cual, si somos capaces de transmitir nuestro mensaje a la sociedad no vamos a tener un rival porque tenemos un espectro mas grande que otros partidos.

RS: No debemos tratarlo como un muro y tratar de tirarlo, pero hay que avanzar e intentar recuperar los votos castigo, ofrecer lo que buscan y estabilidad.

- En el debate sobre la cooficialidad tenéis posturas muy diferentes, ¿creéis que la imposición de la llingua es imperante?

RS: El PP Y NNGG siempre hemos defendido que la llingua tiene que promocionarse, valorarse su cultura y que la gente que quiera aprender llingua tenga la oportunidad de acceder a la misma. Lo que nosotros siempre hemos dicho es que sí a la llingua, sí a la cultura, no a la cooficialidad. Porque nosotros entendemos desde nuestra posición que la cooficialidad trae muchas puertas traseras. Económicamente no es el momento para invertir ingentes cantidades de dinero. Puede ser una de las muchas demandas de la ciudadanía pero, a día de hoy, hay que respetarla y promocionarla pero priman muchos mas temas. Nadie va a no comer, no beber o no tener luz por no saber hablar asturiano. El día que se pueda, que sea un tema necesario de verdad, en ese mismo momento se puede plantear y debatir. Actualmente no debe ser cooficial. En el Principado de Asturias yo creo que el 100% nuestra lengua principal es el castellano y por lo que pienso que no debería «imponerse». También hay que tener en cuenta que en las escuelas no debería ofrecerse únicamente asturiano o cultura, habría que abrirse a más. Yo no voy a ir a Inglaterra a buscar trabajo en asturiano.

AD: Juventudes Socialistas está muy contenta porque es una reivindicación que tenemos desde hace muchos años. Tenemos que avanzar, la política es un organismo vivo, la ley de promoción del asturiano ya ha llegado a su tope y estamos yendo para atrás. O avanzamos o peligra. A la hora de crear nuestro modelo de cooficialidad solo tenemos que fijarnos en los éxitos y errores de otros como el gallego o el balear. Es una reivindicación de muchos asturianos y si primamos lo económico al final solamente vamos a hacer política de empleo. En la próxima cita electoral lo tendremos más claro y lo presentaremos para que la ciudadanía elija. Tenemos que trabajar internamente junto a los colectivos que luchan por ello. Es un modelo que se puede llevar a cabo, que económicamente es sostenible y que puede llevarse a cabo en todos los ámbitos. Tenemos una cultura y una identidad propia que en el resto de España es muy bien recibida y parte de eso es el lenguaje y la musicalidad con la que hablamos.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Las diferencias ideológicas que enfrentan a los jóvenes