Al cadáver hallado en la nave del Rey del cachopo le amputaron los pechos

La novia del hostelero tenía implantes de silicona que llevan un código identificativo


Redaccion

La historia de la desaparición del autodenominado Rey del cachopo y el hallazgo de un cadáver que es el de su novia no deja de dar giros truculentos. Según informó Telemadrid, además de que el cuerpo de Heydi Paz, hallado en una nave industrial de Usera, le faltaban la cabeza y las extremidades, ahora se ha conocido que también fueron amputados sus pechos. Al parecer, se da la circunstancia de que la mujer fallecida llevaba implantes de silicona y este producto, salvo que proceda del mercado negro, siempre tiene algún tipo de código de identificación con lo que hubiera sido posible rastrear la identidad del cadáver.

César Román no tiene relación alguna con Asturias salvo que en un momento determinado montó un negocio millonario alrededor del cachopo en Madrid. Tras varios altibajos desapareció el pasado mes de julio. También desapareció su novia Heydi Paz, que es la mujer muerta hallada en la nave industrial de Usera.

Según informó el diario El Mundo, dos semanas después de la desaparición del propietario de cinco sidrerías de la cadena A Cañada Delic, apareció en el local que este tenía pensado abrir en Usera el torso de una mujer descuartizado. No se encontraron ni la cabeza ni las extremidades de esa mujer. El grupo VI de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial es el encargado de la investigación. Según ese periódico, los agentes trabajan con la hipótesis de que César Román huyera después de asesinar a su pareja y de vaciar los 100.000 euros que tenía en la cuenta. Las pruebas de ADN no han confirmado todavía la identidad de la víctima encontrado en el local comercial.

Las nuevas hipótesis en la truculenta historia del rey del cachopo

Jose Coto
César Román, el rey del cachopo
César Román, el rey del cachopo

La Policía investiga si el empresario huyó después de matar a su novia

La historia del rey del cachopo cobra tintes cada vez más oscuros. El único hecho irrefutable es que César Román y su novia Heydi Paz desaparecieron el pasado mes de julio. A partir de ahí se abre un abanico de posibilidades a cada cual más truculenta. Un cadáver en el local que el empresario tenía pensado abrir en Usera, 100.000 euros en efectivo, deudas, las teorías de su familia y que no se pueda localizar a uno de sus colaboradores más próximos son elementos que complican la resolución de un caso que parece de ciencia ficción. La última hipótesis en la que trabaja la Policía es en la posibilidad de que el hostelero abandonase España después de matar a su novia. Pero hay otras teorías.

Seguir leyendo

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Al cadáver hallado en la nave del Rey del cachopo le amputaron los pechos