Indignación en la familia de Adrián el de Yernes: «Hablan de lo que no saben»

La Voz REDACCIÓN

VIRAL

Adrián Beovides
Adrián Beovides LA SEXTA

Los padres de Adrián Beovides, el único niño de Yernes y Tameza, lamentan la exposición mediática tras la aparición del joven en La Sexta Columna

19 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Los padres de Adrián Beovides, el único niño de Yernes y Tameza, lamentan la exposición mediática a la que se ha visto expuesto el joven tras su conocida aparición en La Sexta Columna. Las declaraciones del niño corrieron como la pólvora en Twitter y Facebook, que reaccionaron de forma muy diferente ante las palabras y la forma de ser del niño. Mientras que Twitter se declaró fan incondicional del chaval y respaldó sus formas, Facebook fue muy crítica con la manera de expresarse del joven, que en esta red social recibió muchos reproches. Los padres del niño se arrepienten de que Adrián Beovides haya salido en televisión, y claman contra las faltas de respeto que se han vertido en redes tanto para el niño, como para la propia familia y el pueblo.

José María Beovides, padre del niño, señala que nada ha cambiado y que el joven sigue haciendo una vida normal, pese a la repercusión que tuvo sus declaraciones en el programa Viejennials: la nueva tribudonde afirmó que «se sentía muy a gusto solo, y no quería que nadie le tocara los cojones. Sin embargo, pese a que nada sea distinto en el día a día del niño, sí que su padre carga contra los comentarios que se vertieron en redes sociales tanto hacia la familia como al pueblo. «Adrián sigue igual que antes, pero hay algunos comentarios que duelen. Hablan de lo que no saben. Nos fastidia mucho que se hable mal del pueblo», explica. 

La aparición del joven Adrián Beovides en el programa de La Sexta se fraguó en las diversas visitas que la cadena de televisión realizó al pueblo, confirma el progenitor, que ya tenía ciertos reparos en que el niño formase parte del programa. Un temor que, visto con perspectiva, se reafirma en lo que entonces intuía. «Si llego a saber que ocurriría todo esto, no hubiese aparecido en la televisión mi hijo», señala. Un joven que ayuda mucho a las tareas rurales como quedó patente en el programa, y que se desplaza a Grado para llevar a cabo sus estudios. Un trayecto en el que camina cerca de hora y media. Una vez finaliza sus clases, sobre las 15.00 horas, regresa al pueblo para colaborar con los trabajos del campo. «Lleva haciéndolo desde que era pequeño. Es un fenómeno», apunta José María Beovides, que añade que su hijo se despierta «todos los días entre las 6:30 y 7:00 de la mañana».