Una casa rural, un campeonato de rap o un «anticafé»: los estrambóticos crowdfundings de los asturianos

Carmen Fernández REDACCIÓN

VIRAL

Dinero
Dinero

La página web GoFundMe recopila las peticiones de sus usuarios que piden dinero para financiarlas

29 jul 2019 . Actualizado a las 21:55 h.

El crowfunding, también llamado micromecenazgo, es un concepto que surgió hace relativamente poco en plena era de Internet como un proyecto de financiación colectiva para los emprendedores que no tenían recursos y necesitaban de inversores para llevar a cabo su proyecto. A pesar de su relativa juventud, este concepto ha ganado muchísimos adeptos debido al éxito que han tenido numerosas propuestas, tanto empresariales como solidarias. Además, su uso se ha vuelto tan habitual que incluso se ha transformado en una forma de pago para financiar peticiones más personales. Entre las diversas páginas de crowfounding que se pueden encontrar, GoFundMe, una de las más populares, recopila parte de estas proposiciones en las que los asturianos no se quedan atrás en lo que a ingenio se refiere. Desde comprarse una casa rural, pasando por un campeonato de rap: estas son sus estrambóticas ideas.

Asturias BlackHawk Rap

Así se llama el proyecto de «un pequeño grupo de jóvenes amantes del freestyle», tal y como se denominan en la descripción de su propuesta. ¿Su objetivo? Recaudar 50.000 euros para llevar a Asturias a ser una región de referencia en el mapa del rap. Con este campeonato se podrían dar a conocer los raperos astures en tres clasificaciones en las ciudades de Avilés, Gijón y Oviedo. El ganador del evento, que será decidido por un jurado compuesto por los mejores freestylers actuales de habla hispana, tendrá plaza asegurada en la final del siguiente año y tendrá la posibilidad de grabar una maqueta en un estudio profesional. Esta propuesta creada en abril de este año aún no ha recibido donaciones. 

Una casa rural para vivir de una manera natural

Sin más explicaciones. El creador de esta propuesta, residente en Alcalá de Henares, se quiere mudar a la tierrina para, según afirma «comprar una casa rural, trabajar allí y vivir de una manera natural». Además, ofrece a aquellos que le donen más de 120 euros un trueque de un fin de semana en la vivienda. 139.000 euros por un sueño que no ha recibido donaciones.